Adolfo y su propuesta de maridaje

En el capítulo dedicado a la gastronomía cerramos el 6º programa de  Momentos de vinos visitando los fogones del restaurante Adolfo en la capital regional, en un año tan especial para la cocina toledano como el actual ostentando su capitalidad gastronómica. Pegado al barrio de la catedral, el Restaurante Adolfo invita en su decoración al sosiego, la sobremesa y el placer por el buen yantar.

Cuatro salones dan forma al restaurante donde aparecen telares del siglo XV, cuadros, cerámicas y libros reliquias que parecen rescatados de antiguas bibliotecas. La sobriedad castellana adereza el ambiente donde el comensal degustará lentamente toda la tradición e historia de la cocina en la ciudad de las tres culturas.

Firme defensor de las bondades de la Dieta Mediterránea, su apuesta pasa un plato que ensalza la cocina toledana. Partimos de unos ingredientes con “respeto a lo natural”, como le gusta insitir: “unos espárragos de Camuñas, unas setas shimejis, y adobo manchego junto con sal y aceite de oliva, así de sencillo”, resume.

Se preparan y se cuecen para después presentarlos con unos langostinos cocidos, “no más de 10 segundos”, insiste.

Le acompañará en la mesa, una perdiz, con recuerdos del monte y sus aromas especiados. La batata y la cebolla roja y remolacha le aportará el toque de color en el plato. Se pasa por el calor, impregnándose de romero levemente para después añadir el tomillo y un poco de sal.

Maridaje con los vinos DO La Mancha

Adolfo se manifiesta un confeso amante de los alimentos poco procesados, desde el respeto orgánico que supone cocinarlos adecuadamente para no desvirtuar sus propiedades. Para los esparrágos y los langostinos elige un blanco airén: “se puede optar por un blanco muy nuestro como el airén pero siempre sin inflingir normas. Un plato solo es comer y una copa de vino, beber; ambos juntos es gastronomía”.

Para la perdiz opta por un tempranillo con crianza. “Es y ha sido el vino más delicado que hemos tenido en España. Hemos muy difícil hacer un buen tempranillo y ponerlo en la categoría de 9 sbore 10.”, defiende Adolfo.

3 Banderas Calidad Diferenciada Alta Calidad

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *