Tinto tempranillo, aprende a catar un vino

aprendiendo a catar vinos tinto tempranillo

En este artículo veremos lo fácil que es catar un vino tinto tempranillo siguiendo unos sencillos pasos y así perder ese miedo que se suele tener a catar y degustar un buen vino. Solamente tenemos que tener en cuenta que se trata de disfrutar y si podemos hacerlo en buena compañía puede ser una estupenda experiencia.

Catar un vino es fácil, ¡no tengas miedo y cata un tinto tempranillo!

En esta ocasión vamos a probar un vino tinto joven de la Denominación de Origen La Mancha. Para poder realizar la cata tendremos que seguir estos sencillos pasos:

  • Lo primero es saber su procedencia, para ello tan solo tenemos que mirar en la tirilla o contra-etiqueta para ver que estamos ante un vino que ha sido elaborado con los parámetros de calidad de la DO La Mancha.

Precinto de calidad vinos jóvenes DO La Mancha

  • Comenzamos con la cata del vino en si; para la fase visual tenemos que inclinar la copa 45º y mirar sobre un fondo blanco y miramos el ribete que forma el vino en forma de arco. Si nos fijamos bien, al ser un tinto tempranillo tiene que tener unos reflejos y colores morados, violáceos que significan juventud. También podemos distinguir la capa, un pequeño truco es poner el dedo debajo y si no se ve significa que tiene una capa media o alta.
  • Después viene la fase olfativa, para ello cogemos la copa, nos la llevamos a la nariz y la olemos, después se mueve un poco y volvemos a llevarla a la nariz. En este caso podemos distinguir aromas frutales, específicamente de frutos rojos.
  • Por último la fase gustativa, en ella tenemos que introducir una pequeña cantidad e vino en la boca, calentarlo unos segundos para ver si está equilibrado. Tendremos que fijarnos también en los aromas que como hemos comentado en otras catas de vino es posible gracias a la conexión entre la nariz y la boca. En este caso es un vino sencillo, agradable y ligero que va perfectamente para maridar con aperitivos.

Como ves es muy sencillo catar vinos en 3 sencillos pasos

Como hemos podido ver tanto en esta cata como en la cata de vino Airén, catar un vino es algo sencillo y al alcance de todo el mundo, que podemos disfrutar en buena compañía y maridarlo, como en este caso, con algún aperitivo y así pasar un buen rato.

Así que no lo dudes, coge una botella de vino tempranillo o Cencibel de La Mancha, busca buena compañía como familia o amigos y a disfrutar de un buen vino como auténticos WineLovers y que mejor forma de hacerlo que pidiendo las cosas por su nombre, !Pide vinos de La Mancha!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *