Blanco airén, aprende a catar un vino

aprendiendo a cata vinos blanco airen do mancha

En general tendemos a creer que catar un vino está solamente al alcance de expertos y nada más lejos de la realidad. Nos tenemos que quitar ese miedo y pensar que para catar y degustar un buen vino simplemente tenemos que disfrutarlo y si es con en buena compañía muchísimo mejor, así que vamos a catar un blanco airén de La Mancha.

Vamos a catar sin miedo un blanco Airén de la Denominación de Origen La Mancha

El vino blanco airén es la variedad mayoritaria de la Denominación de Origen La Mancha. Comenzamos con la cata y para ello sólo tienes que seguir estos sencillos pasos:

  • Antes de nada vamos a identificar la procedencia del vino, para ello simplemente tenemos que fijarnos en su tirilla de calidad que es la que nos dice que ha pasado los controles de calidad de la DO La Mancha.

Precinto de calidad vinos jóvenes DO La Mancha

  • Ahora comenzamos con la cata, para la fase visual tenemos que inclinar la copa unos 45º y fijarnos en el centro sobre un fondo blanco. Tenemos que ver el color y su limpidez, es decir, que esté limpio, brillante y que no contenga partículas en suspensión. En el caso de este blanco Airén presenta un color amarillo pálido y tiene también tonalidades verdosas que nos muestran su juventud.
  • Para realizar la fase olfativa nos tenemos que fijar en si huele mucho o poco, simplemente eso para poder ver su intensidad de olor. Después deberemos de agitar la copa para ver sus atributos específicos, es decir, para ver a lo que realmente huele. En este caso el blanco airén huele sobre todo a frutas blancas como el plátano, tiene algo de manzana verde e incluso pera, pero también podrían aparecer aromas florares.
  • Finalmente realizaremos la fase gustativa y para ello introduciremos un pequeño sorbo de vino en la boca para ver si el vino está equilibrado, es decir, si es agradable en boca y también tenemos que notar sus aromas puesto que la boca y la nariz están interconectadas y podemos apreciarlo.

¿Ha sido fácil catar un vino? ¡Claro que sí y además el blanco airén seguro que os ha encantado!

Como decíamos al principio y podéis haber leído a lo largo del artículo, catar un vino no es algo a lo que tengamos que tener miedo, al contrario es algo con lo que todos podemos disfrutar ya sea solo o bien maridándolo con buena comida y lo más importante compartirlo en buena compañía.

Todos podemos ser WineLovers y que mejor forma de hacerlo que pidiendo las cosas por su nombre, !Pide vinos de La Mancha!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *