Brindis en la noche del patrimonio y los 140 años de Alcázar como ciudad

un-blanco-airen-do-la-mancha-sirvio-para-aplacar-la-torrida-jornada-de-verano

La DO La Mancha quiso ser partícipe en tan señalada fecha y abrió sus puertas en la noche del patrimonio, el pasado sábado 5 de agosto para ofrecer una visita guiada

En abril de 1877 Alfonso XII hizo una pequeña parada en la estación de ferrocarril de Alcázar de San Juan, pero muy importante para el futuro de la localidad manchega. En solo veinte minutos de conversación con el entonces alcalde y un diputado regional, el monarca tomó una decisión que marcaría el destino del municipio: cambiar la denominación de Alcázar de San Juan, que pasó a considerarse ciudad, tras haber sido una villa hasta entonces.

 

El pasado sábado, los alcazareños quisieron conmemorar el 140 aniversario de este hito celebrando la IX Noche del Patrimonio, iniciativa ya habitual en el mes de agosto en la localidad y con gran acogida entre los lugareños. Para ello se programaron distintas actividades de carácter nocturno, entre las que se encontraban talleres, música en directo, gymkana, visitas guiadas o animaciones en distintos puntos emblemáticos.

os-visitantes-jugando-con-las-aplicaciones-didacticas-sobre-el-vino-en-la-noche-del-patrimonio

 

La sede del Consejo Regulador de la DO La Mancha, situada en  Alcázar de San Juan desde su fundación en 1973, quiso ser partícipe en tan señalada fecha y abrió sus puertas en la noche del sábado para ofrecer una visita guiada a todos aquellos interesados en la cultura vinícola de nuestras tierras.

 

Cartel de la Noche del Patrimonio 2017

Así, decenas de personas visitaron nuestras instalaciones en los tres pases ofrecidos con motivo de la Noche del Patrimonio. De este modo, pudieron disfrutar de un coloquio de bienvenida a cargo de Óscar Dotor, gerente de la Empresa de Control e Inspección (ECI) La Mancha, que explicó cuál es la labor de la Denominación de Origen y la importancia del vino en esta comarca.

 

Tras ello, la visita comentada continuó en el pequeño Museo del Consejo Regulador, que aportó datos relevantes sobre el vino y su historia en La Mancha, y después en el Centro de interpretación del vino, donde se dieron unas nociones básicas para iniciarse en el mundo de la cata. Por último, y como colofón a esta IX Noche del Patrimonio, los participantes pudieron degustar los vinos pertenecientes a la DO La Mancha, concretamente del tinto joven (tempranillo), blanco (airén) y rosado (tempranillo).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *