puding

Es el Budín o Pudín un postre muy popular, a partir de pan o bizcocho y huevo mas los ingredientes que el cocinero decida se prepara rápidamente y económico un postre contundente y que gusta la la mayoría, este de la fotografía es obra del Chef José Antonio Pintado y como ingrediente diferenciador incluye queso D.O. Manchego, y está servido sobre una crema de cacao amargo y coronado con granos de granada, al lado un physalis y polvo de piñones, ahí es nada oiga!.

El postre es un momento de inflexión donde suele terminarse el vino que acompañó al plato anterior, en ocasiones se acompaña de un vino dulce, o espumoso como es costumbre de brindar con “burbujas” al final del festín, y un seguro servidor vuestro aprovecha para recomendar un rico vino de la Denominación de Origen La Mancha, por su calidad. Así que mi recomendación será un espumoso semiseco elaborado a partir de las variedades de uva Airén y Macabeo, las permitidas por la D.O. La Mancha. Los vinos espumosos Manchegos son generalmente blancos, pálidos y brillantes, con espuma compuesta por burbujas pequeñas y persistentes. Su aroma es afrutado y limpio. En boca resultan frescos y equilibrados, con amplia y limpia vía retronasal. Propongo así servir este buen vino en una copa que no sea las habituales “flauta”, apuesto por las copas con forma de tulipán o chianti, de cristal fino y que pronuncien menos las burbujas y resalten la calidad del vino dejando sólo que brille el carbónico integrado en el vino, que será servido idealmente a cinco grados centígrados. La copa tipo flauta posee la virtud de acentuar el frescor y mantener mejor la baja temperatura del vino espumoso, además de tener mucha menos capacidad e invitar a servir menos evitando así que suba la temperatura del vino.

Gastronómicamente vuestro

Salud y ¡mucha Mancha!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here