Cierto es que los tiempos que corren no son los mejores, el sector de la hostelería ha menguado ya que el comensal que nos visita no es tan espléndido como antes, ni con la comida ni con el vino y ya ni cuento con la copa (el puro ya nos lo quitaron ).

El precio si, es el precio aquel que situamos a la derecha en nuestra carta, el que marca la pauta a la hora de la elección de nuestro vino, no busca el cliente del restaurante grandes gastos en sus comidas y menos si son las de diario ya sea de trabajo o simple placer.

Se fijaba mas este tipo de cliente en el márgen izquierdo, aquel donde figura la referencia del vino y su descripción si cabe, es lo normal y entra dentro de lo lógico cuando tenemos delante cualquier carta ya sea de bebidas o comida.Si nos referimos al vino, es cierto que la venta de vino de calidad ha menguado debido principalmente al menor gasto permitido en las comidas y esto es síntoma de que en nuestra carta prevalezca la mirada hacia la derecha, aquella donde figura el precio a la de la izquierda donde aparece la referencia de cada vino.

Esto beneficia sobre todo a bodegas y a Denominaciones de Origen como es la D.O. La Mancha, ya que sus vinos entran dentro de lo ideal para todo consumidor en cuanto a su relación calidad-precio, por ello a parte de ser vinos fáciles de beber son aptos para todos los bolsillos y así ganamos todos….bodegas y consumidores finales.

Buenos vinos de la D.O. La Mancha!!!!! 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here