Cinco vinos manchegos para cinco playas

DO La Mancha en las playas

Aquí no hay playas, pero sí buenos vinos: estas son nuestras recomendaciones vinícolas para tu descanso estival

Como cada año, la conocida web de viajes TripAdvisor selecciona las mejores playas del mundo gracias al voto de sus usuarios. ¿Quién mejor para juzgar que las personas que han visitado estos lugares mágicos en los últimos meses? Además, el informe de 2017 destaca por la presencia de 10 playas españolas en el top 15 de Europa.

Aunque en La Mancha no haya playa, sí tenemos buenos vinos que pueden servir de suculento acompañamiento para tus mejores momentos veraniegos. Así, te ofrecemos estas recomendaciones vinícolas para disfrutar en las playas más destacadas de nuestro país.

 

  1. Disfrutar de todos los sentidos con vino joven en la Playa de las Catedrales (Ribadeo, Lugo)

 

Playa de las catedrales (Ribadeo, Lugo)

Playa de las catedrales (Ribadeo, Lugo) – Fotografía: Jaume Meneses (CC BY-SA 2.0)

 

Se trata de una de las playas más asombrosas de Europa en el plano visual, gracias a los arcos tallados por el mar en las rocas, algo que la hace única. Asimismo, el choque entre acantilados y océano consiguen un contraste idóneo para los aficionados a la fotografía.

Y también para los winelovers, pues es un marco idóneo para disfrutar de nuestros vinos jóvenes con DO La Mancha, caracterizados por su potencial aromático, que te hará disfrutar de todos los sentidos en este paraje único.

 

  1. Reposar con un crianza en Playa de Las Canteras (Las Palmas de Gran Canaria)

 

De entorno urbano, la Playa de Las Canteras de la capital canaria es visitada en cualquier estación gracias a las temperaturas cálidas presentes en el archipiélago durante todo el año. Aunque situada en pleno centro de Las Palmas, se considera un punto de escape, un lugar en el que parece no pasar el tiempo. La tranquilidad se ve favorecida por la conocida ‘barra’, una formación rocosa que protege la zona de baño del oleaje.

 

Playa de Las Canteras, en Las Palmas de Gran Canaria - Pepelopex (CC BY-SA 3.0)

Playa de Las Canteras, en Las Palmas de Gran Canaria – Pepelopex (CC BY-SA 3.0)

 

Nada mejor para disfrutar de la tranquilidad de Las Canteras que unos vinos también reposados. Se trata de los crianza DO La Mancha, envejecidos de forma natural durante 24 meses, de los cuales al menos seis deben ser de descanso en barrica de roble.

 

  1. Refrescarse con un espumoso en la Playa de Muro (Mallorca)

 

Si hay algo que hace especial a esta playa, es sin duda el hipnotizante colorido turquesa de sus aguas. Pero no solo eso, también su acondicionamiento para la práctica de numerosos deportes acuáticos, lo que le dota de un ambiente dinámico, pero tranquilo y familiar a la vez.

 

Playa de Muro (Mallorca) - Fotografía: Mallorcagallery (CC BY-SA 3.0)

Playa de Muro (Mallorca) – Fotografía: Mallorcagallery (CC BY-SA 3.0)

 

Esta coyuntura, además de las recomendaciones de visitar la Playa de Muro en temporada estival, hace que nuestros espumosos sean la mejor opción para refrescarse –se recomienda su servicio entre los 6 y 8 grados centígrados- mientras contemplas el colorido mágico insular.

 

  1. Saborear la madurez de un reserva en Ses Illetes (Formentera)

 

El Caribe en Baleares. Es una forma recurrente –y aunque lo parezca, no exagerada- de referirse a esta playa, que se ha ganado a pulso la comparativa, pues el rico colorido de su entorno y la nitidez de sus aguas nada tienen que envidiar a las costas del otro lado del Atlántico. Un lugar con gran afluencia de público al que se recomienda acceder a pie o en bicicleta, para evitar así dañar el entorno natural.

Playa de Ses Illetes (Formentera)

Playa de Ses Illetes (Formentera) –Fotografía: Zavijavah (CC BY-SA 3.0)

 

Para este paraje exclusivo recomendamos los vinos reserva de la DO La Mancha, con nada menos que 36 meses de reposo previos a su consumo. Un jugo perfecto para saborear la brisa balear con los tuyos.

 

  1. Gran Reserva: indiscutible compañía en la playa de la Concha (San Sebastián)

Llega la joya de la corona. Se trata de la emblemática Playa de la Concha, en San Sebastián, que este año se ha alzado con el galardón de la mejor playa de España y Europa (y sexta del mundo). Con una bahía de cerca de 1500 metros de longitud que envuelve la ciudad, la playa se caracteriza por su arena blanca y fina, así como por su famosa barandilla de formas ornamentales.

Playa de La Concha (San Sebastián)

Playa de La Concha (San Sebastián) – Fotografía: jonech (CC BY-SA 2.0)

 

El acompañamiento para disfrutar la playa donostiarra no podía ser otro que nuestro vino más especial: Gran Reserva. Se trata de la especialidad con mayor envejecimiento, nada más y nada menos que cinco años, de los que al menos dos deben ser de reposo en barrica. Además, su temperatura de servicio –entre 15 y 18 grados centígrados- es ideal para el clima templado propio de San Sebastián.

Y a ti, ¿te gusta saborear tus vinos preferidos en la playa? Cuéntanos cómo combinas las vacaciones con tu bebida favorita.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *