LA ALTA CALIDAD DE LAS UVAS Y EL DESCENSO DE PRODUCCIÓN MARCARÁN ESTA COSECHA

El pasado 9 de agosto se inició vendimia en La Mancha y, concretamente en Tomelloso (Ciudad Real). La bodega Vinícola de Tomelloso comenzó ese día la recolección de las variedades Chardonnay, Sauvignon Blanc y Tempranillo de secano, adelantadas en su maduración con respecto a la habitual.

Toda la recogida de la uva cuenta con una estricta supervisión del enólogo, que es el que da la autorización definitiva para que se vendimien las parcelas previamente seleccionadas, con el objetivo de que las uvas que entren en la bodega estén realmente maduras, con un equilibrio adecuado entre grado y acidez.

De hecho, según indicaba el presidente de la bodega, Fernando Villena Ruiz, la calidad de las uvas está superando incluso sus expectativas iniciales, con una graduación media de entre 12 y 13º Baumé, además de un pH adecuado.

También en Tomelloso, desde la Cooperativa Virgen de las Viñas indican que iniciarán la vendimia a partir del próximo día 16 de agosto, al igual que en la Cooperativa Cristo de la Vega de Socuéllamos (Ciudad Real), si bien mientras que en este pueblo la cosecha se puede ver reducida principalmente por causa de las tormentas de granizo sufridas en diferentes zonas, en Tomelloso todo augura que será un año con mayor cantidad de cosecha que el 2010, lo que es una excepción en Ciudad Real, provincia en la que la merma de producción será considerable debido a los efectos del mildiu, muy marcados en términos como los de Villarrubia de los Ojos o Daimiel, aunque también ha incidido en localidades como Manzanares o La Solana.

Similar a Socuéllamos es el caso de Villarrobledo, también afectado por el pedrisco y, en menor medida, por el mildiu.

A partir del día 11 de agosto inician la vendimia de las variedades Chardonnay y Moscatel en la Coop. Ntra. Señora de Manajavacas de Mota del Cuervo (Cuenca), cuya graduación ronda los 12 grados en los muestreos previos.

Su gerente, Juan Fuente Rus indica que prevén una buena cosecha en calidad y similar a la del año pasado en cantidad, ya que no ha habido una incidencia importante del mildiu, al igual que sucede en La Mancha toledana, tal y como nos indica Miguel Ángel Nieto de Bodegas Félix Solís en Puebla de Almoradiel, una empresa que tiene previsto elaborar en torno a los 40 millones de kilos de uva para esta campaña. Nieto considera que éste también será un año con graduaciones altas, aunque comenta que el descenso de producción en su comarca puede ser del 10 %.

En definitiva, los primeros datos indican que estamos ante un buen año cualitativamente hablando, ya que el mildiu, que ha sido la principal enfermedad que ha afectado al campo manchego este verano no afecta a la calidad, sino que únicamente reduce la cantidad de cosecha, lo que indirectamente puede hacer que las uvas que queden tengan una graduación más alta.

El adelanto de la recolección parece ser otra de las características de un 2011, en que también parece evidente que habrá un descenso de cosecha, más marcado en la provincia de Ciudad Real, aunque todavía parece pronto para determinar la intensidad del mismo en el conjunto de la Denominación de Origen La Mancha.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here