cremoso de queso
cremoso de queso

 

Cremoso de  queso, frutos rojos, gelatina de miel y helado artesanal…¡delicia!

La Denominación de Origen La Mancha tiene unos grandes desconocidos, los vinos Manchegos son conocidos por los blancos jóvenes y tintos crianza, pero junto a los espumosos, los vinos dulces Castellanomanchegos  son una joya por descubrir para muchos.

Las contraetiquetas habituales son las de vino joven  y tradicional

Y también está pendiente para muchos profesionales el saber del momento perfecto de ofrecer ese vino dulce, porque la mayoría los dejan al final de la mesa, para con los postres, y algunas veces es un placer, y otras una verdadera pena, y es que la complejidad del maridaje es proporcional al conocimiento del vino/plato del que marida, repito, algunas veces es una verdadera pena.

Los blancos dulces que conozco de La Mancha son blancos, y tienen su lugar, la mayoría de ellos sin problemas, al comenzar el festín, son vinos jóvenes en su mayoría que guardan algo de azucar residual y les alcanza para llamarse dulces, pero su amable y fresca acidez se agradece más al principio de la pitanza. En ocasiones, sólo en ocasiones y depende del vino/bebida anterior quedan estupendamente con los postres, como el fabuloso dulce-nada-empalagoso de la foto.

El fondo del vaso es una mermelada ligera de fresas y arándanos, la cremita de queso D.O. Manchego es algo suave y nada cargada, la miel de La Alcarria y el helado artesanal junto a el physalis y la fresilla le aportan la frescura que alegra el cansado estómago, y hace del postre un placer supremo.

Gastronómicamente vuestro

Salud y ¡mucha Mancha!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here