El vino tinto y la melanina para broncearse

Un reciente estudio de la Universidad Politécnica de Albacete ha confirmado que consumir vino tinto favorece el bronceado.

El estudio confirma que el consumo diario de una copa de vino tinto estimula la producción de melanina y ayuda al bronceado natural.

Además se ha demostrado que el vino joven de la variedad Cencibel o Tempranillo es el que mayores índices de bronceado consigue.

Cómo el vino tinto favorece el bronceado

El bronceado es una respuesta natural de nuestro cuerpo para protegernos del sol. Así,  cuando nos exponemos de manera continuada a la radiación ultravioleta nuestra piel responde con la generación de melanina que nos da la coloración de la piel y nos protege e los rayos del sol.

consumir vino tinto favorece el bronceado

Ahora sabemos que hay ciertos alimentos que favorecen la generación de melanina y por lo tanto el bronceado natural.

La UPCR ha demostrado con un estudio de 5 variedades de vinos tintos, que consumir vino tinto favorece el bronceado.

Y es que el vino tinto posee un tanino que no sólo da coloración al vino, sino que además con su ingesta moderada favorece la generación de melanina.

¿Qué variedad de uva favorece más el bronceado?

Se ha realizado el estudio sobre las variedades Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, Garnacha y Tempranillo o Cencibel.

En todos los casos se confirma que la presencia del tanino TAN-926 consigue estimular la generación de melanina.

uvas tempranillo y el bronceado

En concreto la variedad Tempranillo es la que mayores índices de tanino contiene, favoreciendo hasta un 15% más el bronceado.

El estudio se ha probado sobre una población de 1.000 personas mayores de edad, las cuales han conseguido un bronceado propio del mes de junio en pleno invierno.

Consumo adecuado de vino tinto para broncearse

El estudio revela que consumir vino tinto favorece el bronceado siempre que se haga un consumo moderado.

El vino tinto y la melanina para broncearse

Los mejores resultados se obtienen con un consumo entre 1 y 3 copas de vino diarios, siempre junto a la comida, ya que favorece la absorción del tanino.

Por ejemplo, con un consumo de una copa diaria durante dos semanas del vino que obtuvo los resultados más altos durante el ensayo, el tinto Cencibel joven de la DO La Mancha, se consigue un bronceado natural equivalente al que se puede alcanzar con 60 horas de sol de julio en plena costa mediterránea.

El vino tinto de La Mancha un bronceador natural

Antiguamente se pensaba que las personas en La Mancha lucían un bronceado todo el año porque en su mayoría trabajaban en labores del campo.

Pero sin embargo se ha demostrado que consumir vino tinto favorece el bronceado y que este factor influye hasta en un 35%.

broncearse en La Mancha trabajando en el campo

Durante siglos, los manchegos han consumido vino tinto como parte de su dieta, ya que el vino siempre ha sido considerado un alimento.

Este factor hacía que aún en temporadas continuadas de lluvia el bronceado se mantenía intacto, algo que protegía la piel de estos hombres y mujeres.

De hecho, incluso en plena recolección era frecuente que los vendimiadores fuesen muy tapados, pese a lo que mantenían lo que se deba en llamar “moreno cepa”, anticipados en tiempo y efecto a los tan frecuentes “rayos uva”, en cuyo nombre no se deja de hacer alusión a la importancia de este fruto a la hora de conseguir un buen bronceado.

vino tempranillo y bronceado

La Mancha un destino turístico de sol y gastronomía

A buen seguro, los resultados del estudio pueden contribuir a reforzar el turismo de interior en zonas como La Mancha, que recientemente ha creado una Ruta de Enoturismo.

Su amplia oferta de destinos naturales, culturales y gastronómicos tienen un atractivo creciente, incluyendo los trabajos de verano en el viñedo, que poco a poco se espera que vayan ganando terreno al saturado turismo de sol y playa.

bronceado y vino tinto tempranillo

El vino tinto bueno para la piel y el corazón

Desde hace tiempo los cardiólogos recomiendan en una dieta saludable el consumo moderado de vino tinto.

El vino tinto contiene resveratrol, una sustancia antioxidante que previene las enfermedades cardiovasculares.

En la última década también han surgido muchos tratamientos para la piel tomando como base el vino tinto, pero sin saber muy bien cuales eran sus beneficios científicos.

Pero ahora con este estudio ha quedado demostrado que consumir vino tinto favorece el bronceado y la salud de la piel por esta protección natural.

Enlace al estudio de la Universidad Politécnica de Harvacete

Seguro que si has llegado leyendo hasta aquí eres un apasionado de la salud y del vino de La Mancha.

El vino es un alimento más dentro de la dieta mediterránea y sus beneficios cardiovasculares están demostrados.

Eso sí, el hecho de que te ayude a broncearte es más fruto de esta inocentada en el día 28 de diciembre.

Aunque no te hayas podido broncear, sigue disfrutado del consumo moderado de vino, y si puede ser siempre mejor en compañía.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here