El consumo mundial de vino

España, séptimo en el ranking del consumo mundial de vino  que lideran Estados Unidos, Francia e Italia según el último informe de la OIV

Los datos fueron presentados por el director de la Organización Internacional de la Viña y el Vino, Jean Marie Aurand el pasado mes de abril.

Entre los puntos a tener en cuenta, la organización valoró el potencial vitícola en superficie de viñedo mundial, que encabeza España, con 967.000 ha (casi 160.000 de las cuales están inscritas en la Denominación de Origen La Mancha)  a pesar del retroceso del 8% con respecto al 2016, según la OIV.

 

consumo Per Cápita

Consumo mundial de vino per cápita en 2016, segün la OIV

 

También se establecieron primeros balances (provisionales) de cosecha marcada por la merma generalizada y un descenso en cantidad notorio especialmente en suelo europeo (Italia, Francia y España con un -17 %, -19 % y 20 %, respectivamente). No así en calidad donde la añada 2017 fue calificada como histórica por su excelencia por parte del CRDO La Mancha.

 

España sigue produciendo más de lo que consume

España sigue produciendo más de lo que consume

 

Aumento leve del consumo mundial

El foco estuvo puesto también en el consumo mundial, determinando cuales están siendo los mercados donde la tendencia de crecimiento es mayor en el último año.

En este sentido, el país que más vino consume sigue siendo Estados Unidos, con 32 millones de hl de vino. Le siguen dos países, tradicionalmente productores, como Francia (27 Millones de hl) e Italia (22 Millones hl). España, por debajo de Alemania (20,2 millones hl), China y Reino Unido, estaría en séptima posición (con solo 10,3 millones de hectólitros) pese a ser el tercer país mundial que más vino produce (40 millones de hl con datos ya cerrados en 2016).

No obstante, la tendencia del consumidor español parece que empieza a ver con  mayor interés a un producto como el vino, culturalmente arraigado en la Dieta Mediterránea. De hecho, los datos del 2017 aún sin cerrar por el OIV reseñan un incremento del 3 %, pasando de los 9,9 a los 10,3 (2016 a 2017).

En términos relativos, los datos de consumo de vino per cápita en 2016 sonrojan al sector, haciendo caer a España hasta la décima posición, con 25,2 litros/habitante. Una cifra muy alejada de países con un fuerte sustrato histórico y mediterráneo en el vino como Francia (51,2 l/hab) o Italia (43,6 l/hab).

 

 

 

Esa desajuste entre oferta y demanda en el mercado nacional ha obligado al sector a enfocar su comercialización hacia la exportación, siendo España el país que más vende en volumen con 22,1 millones de hectólitros.

Somos los que más vendemos pero no los que más caro vendemos. Francia (8.989 millones de euros) e Italia (5.573 millones €) superan en valor el precio final de las exportaciones españolas de vino.

A este respecto, Alemania (segundo consumidor exterior de los vinos de La Mancha, por cierto) es el principal país importador de vino (15,2 millones de hectólitros), aunque Estados Unidos es el que más paga por los vinos adquiridos con (5.190 millones de euros).

Lo datos, en definitiva, que también fueron analizados desde la óptica nacional del Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv) concluyen en señalar un crecimiento del comercio mundial de vino, cuyas exportaciones mundiales superaron los 31.000 millones de euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *