Los últimos datos durante el año 2017 reflejaron un leve incremento del consumo de vino con DO en los hogares españoles, según informe del OeMv

Si observamos la botella (nunca mejor dicho) en el plano optimista como “medio llena”, los diferentes datos que aparecen de la tendencia en el consumo de vino nos permiten mirar con cierta esperanza.

Dicho con otras palabras, parece que el consumo de vino en España, ha tocado fondo en los últimos años, y  levemente comienza a retomar el vuelo. El vino vuelve a estar de moda.

 

 

De hecho, según el OeMv, de enero a noviembre de 2017, el vino con marchamo de calidad y Denominación de Origen “representó el 57 % del gasto de los españoles con 463,2 millones de euros”. Aunque supone un descenso en volumen del 2,1 %,  pero matizado con un incremento en valor del 1,2 %. Es decir, bebemos menos vino pero lo hacemos mejor.

 

Una opción por la calidad

De hecho, los españoles preferimos,  optar por el consumo de vino de calidad, en el hogar, ya que según los datos de alimentación aportados por el MAPAMA, el desembolso por el litro/vino fue ligeramente superior en 2017, con un precio medio del vino tranquilo con DOP, fue cercano a los 4 € (una variación positiva del 1,9 %).

En España, la recuperación sigue siendo lenta como ya apuntáramos en los datos de consumo de vino per cápita del año 2015 (tomados de la actualización del INE para el 2015), España se situaba entonces en los 17,25 litros (Castilla La Mancha, incluso por debajo, 15,33 litros/persona al año).

Hipótesis de consumo para el futuro en la UE

Aunque, parece darse una cierta tendencia hacia la recuperación, nos parece aventurado, a día de hoy, afirmar que España estará dentro de los niveles de consumo de vino vaticinados por la Comisión Europea en diciembre de 2017. Presentado por la Dirección de Agricultura, en colaboración con el Joint Research Centre, el informe de previsión para el futuro de agricultura en el marco comunitario,  cree que el consumo de vino se estabilizará. Según dicho informe, para el 2030, se especula con una recuperación en torno a los 25 litros por persona para el 2030. Una cifra que todavía se antoja alta, en este 2018 en el consumo de vino medio en España.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here