Observatorio Astronómico La Hita

En plena llanura manchega y junto al cauce del Río Gigüela, entre viñedos y tierras de cultivo, en el término municipal de La Puebla de Almoradiel, se encuentra el observatorio astronómico “La Hita”. Es un proyecto puesto en marcha por aficionados a la astronomía, aunque todo el mérito corresponde a su fundador, Faustino Organero: manchego, que reside en La Villa de Don Fadrique y gran aficionado a la astronomía desde hace ya bastantes años.

A todos aquellos que visitan el entorno, quedan sorprendidos de encontrar en medio de La Mancha, semejante instalación, que nos trae al recuerdo la posibilidad de que allí se realice actividades de espionaje militar, como en una película de James Bond.

Si haceis una visita a su web, http://fundacionastrohita.org/ podréis ver la historia visual de como se ha ido creando el observatorio. Lo más curioso es que los equipos e instalaciones han sido montados por el propio Faustino. Y no para de dedicarse a mejorar sus instalaciones. Hoy mismo lo hemos pillado manos a la obra. Increíble hasta donde puede llegar una persona para desarrollar una afición.

Son muchos los que ya han descubierto el observatorio a través de mí, aprovechando una de mis aficiones: la bici. Hoy, por ejemplo, hemos realizado una visita discurriendo por los caminos que se enmarañan entre los viñedos de nuestra D.O. La Mancha, que en la actualidad se encuentran en su fase de reposo invernal a la espera de mejores temperaturas.

La primera vez que asistí a realizar una observación, lo hice en compañía de un grupo de Docentes de diversas localidades manchegas. Como las observaciones se deben hacer una vez se ha puesto el sol, nos acercamos al observatorio a última hora de la tarde y antes de comenzar, compartimos entre todos los asistentes unas botellas de buen vino manchego de nuestra preciada D. O. La Mancha: una selección de vinos aportados por algunos de los asistentes, que nos permitieron degustar vinos de Alcázar de San Juan, Pedro Muñoz y Campo de Criptana.

Quisiera repetir una experiencia similar, la cual conjugue vinos y astronomía. Es algo que más adelante prepararé con Faustino. Esperaremos al “buen tiempo” de la primavera y verano para preparar una actividad que nos permita disfrutar de una velada inolvidable: degustar unos buenos vinos manchegos bajo la inmensidad del cielo estrellado, así como aprovechar para aprender algo sobre los vinos y el cielo de La Mancha.

Por cierto: si eres aficionado a la astronomía, no pierdas la oportunidad que te ofrecen desde el observatorio La Hita.

@antonio_garrido

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here