lamanchawines.com presenta la cata del vino

DON LUCIANO RESERVA 2009

El vino que hoy catamos se trata de un vino tinto Reserva, estos vinos en la Denominación de Origen La Mancha son aquellos que han tenido una crianza en barrica de roble mínima de doce meses, y posterior en botella superior a 24 meses en botella antes de salir al mercado, llamados coloquialmente “Tercer año” son vinos maduros,m redondos, con el carácter frutal sazonado con los matices de una crianza larga en barrica y redondeo del vino en botella, estables y complejos agradecen la oxigenación.

J. García Carrión llegó a Daimiel en el año 2.000 y cuenta con 21 hectáreas de viñedo experimental, cultiva las variedades de uva Merlot, Cabernet, Syrah, Tempranillo, Airén y Chardonnay. Con una producción media anual cercana a los 20.000.000 de kilos de uva, son un 20% variedades blancas y el 80% restante tintas, 3.000 barricas de roble americano y francés , exporta sus vinos a 110 países de los cuales 85 están fuera de la UE.

Fase visual:
A la vista presenta un rojo picota de capa media con el ribete algo anaranjado, propio de vinos con larga crianza en barrica, tiene reflejos rubí y está muy limpio, brillante y bonito.

Fase olfativa:
Aromas de intensidad media muy varietal y frutado, donde el clásico batiburrillo de frutas rojas maduras se conjuga con la madurez y complejidad de la uva muy gratamente enriquecido con las notas del tostado de la barrica, así que cada minuto que el vino pasa en copa afloran matices frutales sazonados con recuerdos a cacao y café.

Fase gustativa:
Paso a boca aterciopelado, maduro y muy bien equilibrado, frescura, acidez, alcohol y tanino muy bien ensamblados que hacen de este un vino complejo y hecho, con un postgusto medio largo invita a otro trago.

Servicio recomendado:
Este vino estará estupendamente servido en una copa tipo burdeos, amplia, incluso una gran reserva, más amplia, de cristal fino y servido a una temperatura de dieciséis o dieciocho grados centígrados.

Maridaje:
Apuesto que estará muy bien acompañando a un queso Manchego curado, a platos tradicionales como las manitas de ministro, carcamusas, e incluso con un humilde solomillo kobe con setas shii take (…).

Es imprescindible beber buen vino de La Mancha con moderación, bien servido y en buena compañía, sabe mejor.

Gastronómicamente vuestro
salud y ¡mucha Mancha!

don luciano reserva 2009

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here