Dos copas de vino al día para un cerebro a punto

Las conclusiones de un estudio científico de la Universidad de Rochester (EE.UU.) asocian la ingesta moderada de vino con la prevención de enfermedades como el alzheimer

El consumo moderado de vino gana adeptos para la causa en el mundo científico. A sus propiedades para los beneficios cardiovasculares, incluso con la reducción de posibilidades de contraer un cáncer con el resveratrol, se suman ahora las bendiciones neuronales.

Lo han descubierto en Estados Unidos, en la Universidad de Rochester. La doctora Maiken Nedergaard ha liderado la investigación probando como la ingesta en cantidades moderadas que no alteren las condiciones del sistema nervioso central puede ayudar en la depuración interna del cerebro por medio del sistema glinfático.

Freno al deterioro cognitivo del cerebro y la demencia

Los primeras conclusiones han salido a la luz en la revista científica Scientific Reports tras haberse realizado el experimento en el Centro médico de la Universidad de Rochester con tres grupos de ratones a los que se  se les suministró alcohol en cantidades excesivas, moderadas y nulas. Fueron los segundos, los que reflejaron una mejor adaptación en el sistema de limpieza de los deshechos del Sistema Nervioso Central (SNC).

De hecho, el mismo equipo dirigido por la doctora Nedergaard  ya en el 2013 descubrió las funciones del sistema glinfático para concluir que la actividad cerebral de limpieza también se realiza con el sueño reparador.

Conclusiones, en definitiva, que parecen apuntalar los consejos de la Dieta Mediterránea donde a los buenos hábitos de vida saludable (ejercicio físico regular) y una correcta alimentación, el consumo moderado de vino puede ayudar.

 

La pirámide de alimentación saludable

Como justifica la vieja doctrina filosófica de Aristóteles, “El hombre que se mantiene en el justo medio lleva el nombre de sobrio y moderado.”, es decir, la responsabilidad de no pasar al exceso determina el carácter y a larga, la propia salud de cada uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *