Cubo con hielo
Cubo con hielo

 

De la importancia del cubo con hielo para enfriar o mantener frío

Cuestión de arte, de vista y conocimiento, de tener una sopa clara con cuatro piedras flotando esperando lo que pueda venir, al arte y cálculo de un experto Sumiller, la D.O. La Mancha les ofrece algo de información

Y es que tiene miga, cuando se profundiza de un modo profesional en el tema de las mal llamadas “Champaneras”, esos cubos que la mayoría de las veces tienen un pié, que son utilizadas mayormente en los Restaurantes y que usando un poco de sentido común, pueden llegar a ser el mejor amigo del vino, o cualquier otra bebida.

Cuando hace calor, las bebidas son enfriadas a una cierta temperatura que les favorece y las hace más atractivas, pero un cubo mal dispuesto puede no hacer bien su trabajo, así que el cubo deberá tener, entre otras cosas:

  1. Tamaño adecuado, que alcance lo posible a la botella en alto
  2. Si es posible, un pié, el cubo mejor aparte de la mesa
  3. Lito o servilleta para poder asir la botella sin que gotee
  4. La cantidad suficiente de hielo, en días caluroso pocos hielos se derriten deprisa y si muchos, la botella no cabe, un número ideal de hielos en función de la temperatura deseada y del tiempo que se desee
  5. el agua debe llegar con la botella en cubo hasta casi el borde, es el trasmisor de temperatura, si queda botella fuera estará caliente el cristal y el contenido, no olvidemos que el calor tiende a acumularse en lo alto y el frío queda abajo siempre.

Y cuando corre prisa enfriar, el máximo de hielo, agua hasta arriba y SAL GORDA, que diluye el hielo sin subir la temperatura, así la salmuera hace que podamos tener agua por debajo de los 0ºC, el punto de congelación. No debemos olvidar que el ideal es conservar fría la bebida, que los cambios bruscos de temperatura afectan a la calidad, sobre todo en el vino.

El tema de la decoración es otra cosa, el diseño del cubo y del pié, la limpieza, el lito si detalles como pétalos de flores flotando o hielos de colores como en la foto. Pero nunca olvidar lo funcional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here