Entrevista con Mabel Lozano

Mabel Lozano: “Trabajo por denunciar la realidad, pero a veces soy muy ‘Sancho’, con los pies en la tierra.”

Modelo, actriz, presentadora de televisión… Uno tiene la sensación de conocer de toda la vida a Mabel Lozano cuando charla con esta ‘ciudadana del mundo’. Toledana de corazón, decimos ‘ciudadana del mundo’ porque su reciente documental Chicas Nuevas 24 Horas le está llevando a recorrer, prácticamente, todo los rincones del planeta, denunciando una práctica tan universal como tristemente antigua en la historia del ser humano.

P.- Lo primero de todo, enhorabuena; te premiaron en tu tierra en el Día de Castilla-La Mancha. Es un honor, ¿verdad, Mabel?

R.- Yo creo que todos pensamos que nunca somos profetas en nuestra tierra, y en mi caso después de todos estos años con tantos premios en medio mundo, el premio que más ilusión me ha hecho sin duda ha sido este. Primero por el hecho de romper ese techo de cristal de que nadie es profeta en su tierra, pero también porque es muy motivador un premio en tu casa: significa que tienes que seguir haciéndolo mejor cada día; te pone el listón más alto para que sigas haciendo las cosas cada día mejor.

P.- Y lo segundo es que no paras. Actividad frenética, de ser nominada en los Premios Goya al mejor documental, a prácticamente ser materia educativa en todos los centros, desde institutos hasta colegios, denunciando una realidad.

R.- Chicas Nuevas 24 Horas lo normal es que hubiera sido un documental sobre trata que nadie lo hubiera querido ver. Nadie quiere ver un documental que te saca de tu círculo de confort y te dice “mira lo que hay en frente”, porque hablamos de que enfrente de nosotros y nosotras hay esclavitud. Ha sido realmente maravilloso lo que está pasando con el documental. Se ha convertido en una herramienta magnífica para sensibilizar y para educar en España, en institutos y universidades; pero también en el mundo entero: en Paraguay con una copia doblada en guaraní, acabamos de venir de la Universidad de Berlín, la semana que viene nos vamos a la Universidad de Lisboa…  Estamos teniendo premios en festivales como el de Yakarta o en Corea, en lugares increíbles y en este momento estamos en la final, nominados, al Premio Platino como mejor documental iberoamericano. Estos premios son considerados como “los Oscar iberoamericanos”, lo más importante de la cinematografía en esta zona. Todo eso es muy bonito porque siempre hay alguien detrás que ha pensado que tu trabajo merece la pena ser premiado. Pero lo más importante es que estamos cambiando la percepción de miles de jóvenes en cuanto a este delito. La trata no es un problema, es un delito. En ese sentido creo que hemos conseguido lo más importante, cambiar la percepción y eso supone que puede haber un movimiento transformador para erradicar la esclavitud.

Mabel Lozano atendió al equipo de redacción de 'Consejo Abierto'

P.- En el documental lo has llegado a decir: en esta realidad no hay hueco para la tibieza.

R.- ¿Tú crees que puede haber tibieza en una realidad en la que estamos conviviendo con esclavas y esclavos, con niñas que son compradas y vendidas como si fueran carne o ganado? Es imposible. No hay ni una posible laxitud en ese tema. Yo tengo una hija de catorce años, y quiero para ella los mismos derechos que para Yandee, y por el hecho que esta chica haya nacido en el Alto Andino ya nace desnuda de derechos. Entonces ahí están los traficantes, los amos de vidas ajenas que se lucran de las situaciones de vulnerabilidad de tantas mujeres y tantas niñas. En el documental he querido hacer un viaje a la inversa del que realizan muchas mujeres víctimas de trata. He estado en Argentina, en Paraguay, Perú, Colombia y España contando cuál es el detonante de partida, que no es otro que la desigualdad, la pobreza, la violencia intrafamiliar… la falta de herramientas, en definitiva, para afrontar la vida. Pero también lo que estoy contando es que todas esas mujeres que son captadas allí, son vendidas aquí, en nuestras calles, plazas, clubes… Todos los días se venden esas personas, y cada vez son más niñas, porque son más vulnerables y en ese sentido creo que el cine es una gran herramienta transformadora y aporta grandes valores. Es estupendo el cine de entretenimiento, y nosotros tenemos aquí en nuestra tierra a uno de los mejores directores, como es Pedro Almodóvar. Es muy importante este tipo de cine, pero también lo es aquél cine que te saca de tu círculo de confort, que aporta valores y que aporta un granito de arena en construir un mundo más justo e igualitario.

Equipo de rodaje en Paraguay, Fuente, www.proyectochicasnuevas24horas.com

Equipo de rodaje en Paraguay, Fuente, www.proyectochicasnuevas24horas.com

P.-Está claro: es una realidad que no gusta y que no ha gustado. No sé si habrás llegado a recibir presiones o incluso amenazas, ya que este tema ha levantado ampollas…

R.- Bueno, vamos a tomar primero un vino para hablar de este tema –risas-. Las valientes son ellas. Yo estoy rodando con mujeres en Colombia, Perú o Paraguay en unas circunstancias realmente muy dolorosas; pero ellas se quedan allí. Yo regreso de vuelta a España, a un mundo y a un país garantista. Aquí podemos salir y ver a un policía, que está con el ciudadano. En muchos países de Iberoamérica, puede que acudas a un agente y te atraque él mismo. Estamos hablando de que yo al final me vengo a un país donde hay derechos humanos, y en Iberoamérica en algunos lugares estos derechos no existen, así que podemos imaginarnos para los sectores más vulnerables. En este sentido, las valientes son ellas. Vivimos en una sociedad muy prejuiciosa; si eres víctima de trata, muy poca gente ve lo que hay detrás y se trata de una vulneración de derechos humanos. Mucha gente solo ve la explotación sexual o la prostitución. En el caso de las mujeres que prestan su testimonio, tanto en el documental como en otra campaña que estoy llevando a cabo sobre la trata en mujeres de origen nigeriano, las valientes son ellas.

P.- De alguna manera has hecho de Quijote, desfaciendo entuertos y denunciando realidades.

R.- A veces también “soy muy Sancho”, ambas cosas. Soy muy Quijote en algunos sentidos, pero soy muy Sancho, es decir, yo realmente soy una activista contra la trata, con los pies en el suelo y pico y pala: hay cosas que no se pueden consentir. Ese maridaje entre Sancho y Quijote nunca ha sido mejor. Si pensamos en las grandes parejas de la historia… yo hablaría de ambos. Es curioso pero ese maridaje es maravilloso y perfecto: personajes que juntos tienen tanta fuerza para luchar contra cualquier cosa, no solo contra la trata, sino contra las injusticias. Ambos personajes juntos es la dualidad perfectas.

Mabel Lozano se define como una gran aficionada al vino

Y la realidad es que estas mujeres deberían ser tratadas como Dulcineas…

Estas mujeres son víctimas de la esclavitud extrema y eso está justo en las Antípodas de lo que acabas de decir, por desgracia. Cualquier ser humano y cualquier mujer deben ser tratados como Dulcinea, con todo el respeto que tiene. Hay que vestir de derechos a todas esas mujeres y niñas que están desnudos de ellos…

Mabel Lozano, rostro conocido en las pantallas.

Hablamos de vinos. ¿Cuál es el momento o momentos en los que Mabel Lozano encuentra un momento para relajarse y disfrutar de una copa de vino?

Tengo que decirte, y además es cierto que no hablamos de esto porque esté con una copa en mano, sino porque yo soy de vino. Yo solo tomo vino, y me gusta siempre. Solemos quedar para tomarnos una copa más que una cerveza, siempre que puedo y tengo tiempo. Mi aperitivo siempre es un vino, y además es blanco, porque me gusta más y me parece perfecto como aperitivo; pero por la tarde me gusta más un tinto. A parte, nosotros no nos damos cuenta del lujo que es: hay países en los cuales o no hay o es muy caro. Nuestros vinos de La Mancha son magníficos, y eso es extraordinario, que cada región tenga sus vinos, lo cual aporta todo: sabores, olores, texturas… riqueza a todos los niveles, tanto gastronómico como cultural. Yo, lógicamente al ser ‘manchega’, intento utilizar los vinos de La Mancha, y es verdad que es absolutamente maravilloso ir a cualquier lugar y que por ejemplo en la oferta de un restaurante figuren también los caldos de La Mancha y que empecemos a pensar que en nuestro país, en las diferentes zonas se hacen unos vinos extraordinarios y además son diferentes, por las uvas, el clima, el suelo…

¿Con quién te gustaría tener esos momentos o con quién los eliges?

Yo soy de amigas. Cuanto más mayor voy siendo más soy de amigas, mujeres. Tengo un grupo que nos llamamos ‘Las Magnolias’, con Rossy de Palma, Marta Robles, Charo Izquierdo… amigas desde hace muchos años. Cuando podemos y no estamos de viajes, quedamos entorno a un vino, y desde ahí se construye todo. No quedamos para cenar o comer, sino que quedamos a tomarnos unos vinos y a partir de ahí se pueden construir muchas cosas. Nosotras quedamos para vernos, abrazarnos y compartir. Ahora mismo nadie piensa en organizar una cita sin que el vino tenga un protagonismo. Yo organizo mucho unas reuniones en torno al vino.

Y llega el momento de brindar. No sé si tendrás algún deseo o propósito…

La verdad es que me ha encantado compartir con vosotros el premio, y también quiero felicitar a la Denominación de Origen por su premio, en la figura del presidente y la presencia del vino de La Mancha, de nuestra tierra y nuestra gente. Es una industria en la que mucha gente trabaja en todas las provincias. En el almuerzo también hemos tenido suerte de poder degustar casi todos los vinos de nuestra región, que es genial ya que no suelo tener mucho tiempo para experimentar y vas al blanco o al tinto que te suele gustar. En el almuerzo, lo bueno ha sido que al finalizar hubo vinos de toda la región para catar. Y tengo que decir que no fui conduciendo a casa, y pude hacer una cata extraordinaria de los vinos de mi tierra.

 

 

3 Banderas Calidad Diferenciada Alta Calidad

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *