Ayer descubrí en el suplemento Vanitatis” del periódico www.elconfidencial.com un interesante, a la par que curioso y gracioso, artículo de Berto Monteblanco en el que realiza un decálogo de las frases que no debes decir “si te las das de experto en vinos”.

Por supuesto, que este decálogo es susceptible de incorporar muchas más frases que nos vamos encontrando en los diferentes lugares en los que nos encontramos ante la degustación de vinos. Y es que el mundo del vino no está ajeno a los tópicos y a los momentos en los que intentamos aparentar algo que no somos.

El decálogo está accesible en el siguiente enlace: 10 frases que jamás debes decir si te las das de experto en vino A modo de resumen, os dejo el mencionado decálogo:

  • “Vamos a regar la comida con unos caldos”
  • “Este tinto lo fabrica uno de mi pueblo”
  • “Me retira el blanco, caballerete, que he pedido carne”
  • “Cámbieme la botella, que tiene posos”
  • “El vino me lo trae a temperatura ambiente”
  • “Yo es que soy más de Rioja”
  • “Póngame un riberita”
  • “Para brindar habrá que traer algo de champán, ¿no?”
  • “Uy, de Toro no que es muy áspero”
  • “Yo solo bebo Reservas”

Para ampliar el decálogo, yo me atrevo a añadir:

  • “Para entender de vino hay que beber mucho” Creo que quizás sea mejor beber muchos tipos de vinos, pues de manera literal, parece que tenemos que beber hasta la saciedad para ser unos expertos catadores y conocedores del buen vino. Además, la idea es que para apreciar mejor los vinos, no hay nada mejor como un consumo diversificado de vino, tanto en tipos de vinos, añadas, zonas vitícolas, etc.

Seguro que a más de uno se le ocurre otra frase para ampliar el decálogo. Y por cierto, si alguna vez dices eso de “este vino me sienta como un tiro” recuerda esto otro:

Imagen de nebarnix con licencias CC
Imagen de nebarnix con licencias CC en Flickr.com

@antonio_garrido

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here