Curso de cata para iniciarse al Maestro del vino

Puesto ya a catar un vino, lo primero que tenemos que tener muy claro, es que le debemos un respecto no solo al jugo fermentado de uva, si no a toda tierra, planta (vid),mano del hombre e incluso la climatología imperante para definir las características propias de ese vino y como no a todo aquel proceso que nos ha dado como fruto el vino que tenemos delante y vamos a degustar.

Si ya hemos olvidado la fase de la cata hedonista, aquella que solo describe mediante el comentario posterior a la toma del vino de “me gusta o no me gusta” y nos adentramos o ya somos unos osados catadores, deberíamos dar un paso en firme y situarnos para la cata de ese vino.

Hablar del vino implica antes de nada, haberse entrenado o adiestrado en el arte de la cata, no solo de manera práctica sino incluso teórica, conociendo aspectos básicos y concretos de viticultura y de enología para poder expresar esos sentimientos que bodeguero y enólogos han puesto en ese vino.

Hoy día todo el mundo quiere saber de vino, hecho el cual todo amante y apasionado de este Mundillo aplaude, pero más aplaudiríamos si se dejase de cotillear al vino(que si este vino lo hace el que estuvo casado con esta, o lo hace tal jugador de futbol famoso, o en tal Guía tiene 100 puntos, así hasta un largo etc.) y se hablase más de él, para ello es esencial volver a lo dicho anteriormente que todo ello se consigue con un adiestramiento definido en el arte de la cata y olvidarnos de beber por saciar, mientras debemos catar por placer y pasión.

Qué nadie cate por nosotros, bebamos, catemos y compartamos, vino de La D.O. LA Mancha, allá donde vayas!!!!!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here