Importancia para el vino en el Día Internacional del color

Día internacional del color

En el Día Internacional del color desgranamos la importancia de la información cromática a la hora de catar un vino

Es sencilla y llanamente, cuestión de pura psicología. El color influye en nuestro estado de ánimo y puede ser reflejo de nuestra propia personalidad en el momento de su elección. Marcar nuestro estilismo en el vestuario; o definir incluso un tono de maquillaje gradual (rojo pasión para el pintalabios, por ejemplo),  personalizado según los rasgos genotipos de cada persona.

Por ello, hay determinadas marcadas que no han dudado en asociar nítidamente su imagen a un color definido como el rojo o quizás el verde, (y a nuestra mente, seguro viene la imagen de una conocida cerveza o una multinacional industria de refrescos…) Estamos en la primera lección de marketing, cuando el consumidor es capaz de visualizar tu producto e identificarlo, a golpe de retina.

En conductas y rituales, el color también es mensaje. Así, el negro, asociado al luto en occidente, puede suponer todo lo contrario en otras latitudes. El blanco, por cierto, más allá de las tradiciones religiosas, no siempre es alegoría de pureza inmaculada.

Hasta un color resulta vital en los códigos de circulación cuando paras delante de un semáforo. Por eso, no sorprende que junto a los números, o los nombres más familiares, los colores ya sean balbuceados en las guarderías durante los primeros años de vida de un infante.

Por fortuna, en la riqueza está en la variedad y la vida es mucho más sugerente y divertida cuando conseguimos romper el binomio blanco-negro o la monótona escala de grises.

El color en la cata de un vino

En el Día Internacional del color es importante valorar su importancia sobre todo en las fases de una cata. Su información es muy valiosa en la fase visual.

Los más avezados catadores, a golpe de vista son ya capaces de apreciar si un vino posee una serie de atributos o responde con sinceridad varietal a lo esperado en un (tinto o blanco) joven, crianza, etc.

Es ahí donde el color juega la llave maestra fundamentalmente para definir su juventud. Influyen muchos factores. Uno de ellos, la variedad. Hay casos de tintos jóvenes varietales como el Petit verdot, muy característicos por su riqueza cromática en reflejos violáceos. Otras uvas, como la Pinot Noir suelen responder a menor intensidad.

 

Evolución de un mismo tinto, un añada despúes

Evolución de un mismo tinto, un añada despúes

 

Si realizamos el gesto ritual de inclinar la copa, y observamos su ribete, la trasparencia dejada nos informará de su capa (más alta cuanto más opaca sea). Los tintos de capa alta responden al porte vigor de vinos con estructura, elaborados pensando en el tiempo. Lo normal es que un tinto apague su brillo con lo años, evolucionando de colores cardenalicios hacia tonos más cereza, atejado y paulantinamente caobas. Colores más que suficientes para indicarnos que estamos ante un vino de paso por madera.

 

reserva tinto

Un vino de paso por madera

Dicho con otras palabras. No deberías encontrarte un tinto reserva con vivos colores violetas, de igual manera que un tinto de la añada joven nunca deberá asomarse hacia tonos apagados de color caoba.

En los blancos, la juventud se denota desde una transparencia en su palidez, reflejos verdosos, amarillo limón o brillo pajizo. De igual modo, su evolución (oxidación) se marcará hacia tonos dorados, en cuyo caso, o estamos ante un vino defectuoso o decadente de añadas anteriores.

 

 

Por tanto, es adecuado dudar si consumir un blanco de joven de hace varios años que tenga una tonalidad marcadamente dorada. Pero, ¡ojo! Puede haber excepciones de blancos que hayan evolucionado bien por su buena acidez o incluso blancos más complejos que hayan pasado por madera y su color dorado sea síntoma adecuado. En ese caso, (los chardonnay como ejemplo más paradigmático) son buena muestra de ello. Aquí, el consumidor debe ser informado de ello.

Como siempre, lo mejor es ponerlo en práctica. Nada como descorchar un vino para apreciar su color y brindar, claro está en el Día Internacional del Color.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *