Con la llegada de la primavera y el calor, muchos de nosotros comenzamos a pensar en los posibles excesos de peso ganados a lo largo del periodo invernal y buscamos una solución a ese posible sobrepeso de cara al verano, pensando en la ropa de verano, pero sobre todo, en la prenda por excelencia de los meses de verano: el bikini y bañador. Es la conocida “Operación bikini

Muchas son las recetas que podemos descubrir que nos ofrecen en estos días para conseguir reducir peso en estas semanas previas al verano, unas más acertadas que otras, aunque lo que tenemos que tener claro que la acumulación de grasas en nuestro organismo son como consecuencia de un balance energético positivo. Por ello, para asegurar una dieta equilibrada a nivel energético, es interesante citar a nuestro paisano José Motalas gallinas que entran por las que salen“. Es importante conocer cuales son nuestras necesidades energéticas diarias y cuales son los aportes caloríficos de los alimentos que ingerimos, de manera que nuestra dieta se adapte a nuestra necesidad. En muchas ocasiones podemos evitar el sobrepeso si somos conscientes de estos datos pues podremos conseguir cambiar/adaptar nuestros hábitos alimenticios y evitar el uso abusivo de determinados alimentos con un alto poder calorífico y que en muchas ocasiones vienen acompañados de otros efectos nocivos paralelos.

Por supuesto que cualquier cambio importante en la dieta de una persona debe ser realizado y controlado por un experto en nutrición así como con el conocimiento de nuestro médico. Debemos evitar el uso de esas dietas que nos ofrecen por recomendación otras personas. Pero lo que os quiero mostrar a continuación son los datos de nuestras necesidades caloríficas diarias y como el vino contribuye en esos aportes de energía. No solo los alimentos sólidos forman parte del balance de calorías aportadas: todos los alimentos líquidos, a excepción del agua, aportan en mayor o menor medida calorías en nuestra dieta, y en algunas ocasiones son bastante elevadas.

Ingesta de calorías recomendada

Para determinar la cantidad de calorías adecuada de nuestra dieta, son variados los factores que influyen para determinarla. El cálculo se realiza definiendo en primer lugar la Tasa Metabólica Basal (TMB) que según la Organización Mundial de la salud (OMS) son las calorías diarias necesarias para mantener las funciones básicas de nuestro cuerpo, que dependen de la edad, peso, talla y sexo. A partir del dato de TMB la OMS establece un factor corrector para definir la cantidad de calorías a ingerir atendiendo al nivel de Actividad física de la persona que varía entre 1,2 para personas sedentarias y 1,9 para aquellos que realizan a diario una actividad física importante. Existen numerosas calculadoras en la red que te realizan el cálculo de manera personalizada. Un ejemplo aquí.

Lo que te aporta una copa de vino

El vino es una mezcla hidroalcohólica en la que el agua es el principal componente (86-87%) y el alcohol etílico o etanol el segundo, que dependiendo del tipo de vino, estaremos hablando de contenidos de alcohol de entre el 9 y el 15%. El resto de los componentes del vino (20-30 gramos por litro) corresponden al extracto seco del vino y a los componentes volátiles del vino, responsables de los aromas. De todos estos compuestos, es el etanol el responsable del aporte energético del vino, pues el resto están en cantidades ínfimas o se trata de agua, a excepción de los vinos semisecos y dulces, donde habrá que conocer cual es el contenido en azúcares. Y si se trata de vinos semifermentados, tan de moda en su consumo en la actualidad, habrá que tener en cuenta que su aporte energético es similar a un vino seco, pues la falta de etanol la sustituye el azúcar natural del mosto que no ha llegado a fermentar.

Calorías en una copa de vino
           Infografía de www.wineinmoderation.eu

Centrándonos en vinos secos, que son los más comunmente consumidos, su aporte de calorías va a depender exclusivamente de su graduación alcohólica. Así, a modo de ejemplo, una copa (unos 100 ml) de vino blanco de 11,5% vol. nos proporciona 64 Kcal, una de vino rosado (12,5% vol) 70 Kcal y una de tinto (13,5% vol) 75 Kcal, valores que suponen aproximadamente el 2,5% de la ingesta diaria de calorias recomendada en un hombre y del 3,5% en una mujer.

Aportes calóricos de otras bebidas como aperitivo

Si consideramos otras bebidas que habitualmente se consumen como aperitivo o para acompañar las comidas, sus aportes de calorías son los siguientes:

  • Lata de Cerveza (330 ml): 150 Kcal.
  • Combinado de Ron con refresco de cola: 175 Kcal.
  • Lata de refresco de Cola (330 ml): 139 Kcal.
  • Lata de refresco de Naranja (330 ml): 172 Kcal.

A partir de estos datos, podemos descubrir que un cambio en nuestros hábitos a la hora de escoger una bebida para el aperitivo o para acompañar las comidas, optando por una copa de vino nos puede suponer una ingesta calórica inferior a la proporcionada por otras bebidas, además de evitar el consumo de bebidas carbonatadas que en ciertas personas pueden provocan molestias digestivas que en algunos casos llegan a derivar en gastritis.

El alcohol, ¿verdaderamente engorda?

Muchas son las alertas que nos llegan sobre la peligrosidad de un consumo excesivo de alcohol sobre la salud de las personas. Por supuesto que como en todo, los abusos no son nada buenos, pero el alcohol en cantidades moderadas y si además viene acompañado de otras sustancias, como es el caso del vino, beneficiosas por su actividad preventiva, puede ser un buen aliado para nuestra salud.

the-good-news-about-boozeEs difícil encontrar un frente común sobre si el alcohol es amigo o aliado de nuestra salud. Una de las propuestas a favor de los beneficios del alcohol nos lo ofreció en el 2013 el divulgador científico y periodista británico Tony Edwards, en su libro The Good News About Booze, en el que desmonta todas nuestras ideas, a su juicio erróneas, sobre el alcohol, en especial sobre si las calorías disponibles en el alcohol son aprovechadas por el organismo como tales.

Según Edwards el alcohol es malo por las graves consecuencias que tiene sobre el hígado si se toma en dosis elevadas, pero según sus palabras, no hay evidencia científica que soporte la idea de que el alcohol engorda. Las técnicas por combustión de los alimentos para determinar su contenido calórico puede que no sean válidas para el alcohol, pues se trata de un producto químico altamente inflamable y que al consumirse muy rápido indican una alta presencia de calorías.

Para sus conclusiones realizó un estudio con 20.000 mujeres durante trece años, comprobándose que las que más habían engordado eran las que menos alcohol bebían, siempre y cuando alcohol y azúcares no vayan “de la mano” como puede ser el caso de una cerveza.

Más que agua y alcohol

Aunque agua y alcohol son predominantes en la composición química del vino, son numerosas las sustancias presentes en el vino en el denominado “extracto seco del vino” muchas de las cuales han sido reconocidas por sus excelentes propiedades preventivas para la salud de las personas.

La presencia de diversas sustancias polifenólicas (flavonoides, resveratrol, quercetina, epicatequina…) en el vino convierten a este en un alimento con potencial antioxidante que previene de sufrir diversas enfermedades de carácter cardiovasculares, tumorales y neurológicas, según numerosos estudios realizados en el campo de la medicina.

 

Resumiendo, podemos asegurar que un consumo siempre moderado de vino puede ser un gran aliado para nuestra salud y que usándolo como sustituto (si aun no lo haces claro) de otras bebidas para esos momentos del aperitivo o para acompañar las comidas, podemos conseguir reducir la ingesta de calorías en nuestra dieta. Con los datos analizados anteriormente tenemos la información necesaria para poder decantarnos por incluir una copa de vino en nuestros hábitos alimenticios diarios. Disfruta en esta primavera con los vinos de La Mancha y aprovecha los beneficios que te ofrecen dentro de una variada dieta mediterranea.

Si quieres conocer más detalles sobre el consumo de vino responsable, no dejes de visitar la web www.wineinmoderation.eu

Imagen cabecera: Licencia CC By vreimunde

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here