dulces para el café
petitfours

El final del banquete, el comienzo de la sobremesa lo dicta el comensal al terminar su menú, da igual si corto o largo, en el momento que tomas el último plato sea postre o plato fuerte, a partir de ese momento donde no esperas más, ahí viene el detallazo de los Petit fours o dulces de sobremesa. El nombre se puede traducir como pequeños horneados, y son las típicas tejas de almendra, lenguas de gato, trufitas, incluso mazapanes… que se suelen servir junto o después al café, como guinda al pastel oiga! La imaginación del cocinero dicta el resultado del dulce, de la imaginación y del buen gusto claro, por ejemplo los de la fotografía que son los últimos que he tomado, y se tratan de un chupito de dulce de leche y crema de yogur griego en capas, miguelitos de La Roda ¡que buenos! y unas trufas al brandy de Tomelloso. Ahí es nada, pues el caso es que me supieron a gloria terminandome el vino tinto que disfruté a lo largo de la comida, creo recordar era una Reserva de la D.O. La Mancha a partir de Cabernet Sauvignon que dió la talla con todo el menú, de cabo a rabo, y que minuto a minuto evolucionaba en la copa y parecía otro vino ¡un lujo!, y después un te earl grey que es de mis favoritos.

Gastronómicamente vuestro

Salud y ¡mucha Mancha!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here