Cremoso de Queso y miel

El postre es el momento más delicado del menú en el Restaurante o en la casa, porque un postre malo daña al trabajo dedicado en toda la comida, y un postre a la altura del menú puede ser la guinda del pastel, valga la redundancia. El de la foto es uno de los postres más celebrados que conozco, es una versión más del original, pero respeta los ingredientes y las proporciones, y es que estos ingredientes no fallan: Fresas, Frambuesas, Miel de la Alcarria, Queso D.O. Manchego, Phisalis, gelatina y nata de primera calidad. Este delicioso postre tiene algunos requisitos para ser un referente obligado, como ser frío, cremoso, no demasiado dulce, tiene cítricos y sabores y aromas nobles como el del queso Manchego, ahora si, está casi obligado contar con una copa de vino al lado, y de eso la Denominación de Origen La Mancha tiene y ¡muy bueno oiga!. Un seguro servidor vuestro recomienda terminarse el posible vino tinto con este cremoso, y si debo elegir un vino, sin dudarlo un blanco dulce tipo tradicional de La Mancha, seguro a partir de la variedad Moscatel y mejor si es por método de “asoleo” o pasificación de los racimos al sol, de modo que evapora agua y concentra azúcares naturales. En cualquier caso, para gustos colores, pero un modo de acertar por la calidad de sus vinos es con la D.O. La Mancha, el origen del vino.

Gastronómicamente vuestro

Salud y ¡mucha Mancha!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here