La pasada semana se entregaron en las instalaciones del Consejo Regulador de la D.O. La Mancha los premios que otorga esta denominación de origen a los vinos más destacados a través de su concurso de “Premios a la calidad”, que este año cumple 26 ediciones.

428125_455725167849374_997400547_nPor supuesto que en la lista resultante del concurso faltan vinos manchegos que se merecen estarlo, pero hay que comprender que la lista es limitada y no todos nuestros vinos tienen cabida en ella. Pero sin lugar a dudas, la relación de vinos de este concurso, es un muy recomendable catálogo de excelentes vinos, a partir del cual, recomendar a nuestros amigos la degustación de unos buenos vinos que representen lo que son los vinos de La Mancha.

Además, el concurso dispone de numerosas categorías de vinos, lo que permite tener una gran variedad de vinos en la lista final. Este catalogo es un claro ejemplo de la evolución del viñedo de La Mancha, así como de los procesos de elaboración de nuestras bodegas: un viñedo mucho más diversificado en cuanto a variedades de vid, que ha integrado nuevas técnicas de cultivo a las tradicionales, cuidando al fruto a lo largo de todos los estados fenólicos por los que pasa la vid, de manera que la uva llegue a bodega en unas condiciones óptimas para que el enólogo pueda sacar lo máximo de esa uva en unas mejoradas instalaciones de elaboración, conjugando la tradición y las más novedosas técnicas enológicas que permitan obtener un resultado como el que se puede apreciar, a modo de ejemplo, en los vinos galardonados en esta edición de los Premios a la calidad de la D.O. La Mancha.

Parece ser que la tendencia en el consumo de vinos blancos, pasa por vinos monovarietales de nuevas variedades en nuestro panorama vitícola tradicional, tales como Verdejo, Sauvignon Blanc y Chardonnay, que junto a Airén, disponen de su propia categoría en el concurso, e incluso algunas más singulares como el caso de Gewürztraminer y Viognier. El concurso también dispone de categorías para los blancos de coupage (mezcla de varias variedades) y los fermentados en barrica. En esta última categoría, como no podía ser de otra manera, el vino que ha conseguido el máximo galardón está elaborado con la variedad Chardonnay.

Lo mismo ocurre con rosados y tintos jóvenes, donde se han creado categorías diferenciadas de acuerdo a la variedad empleada: Tempranillo, Syrah, Cabernet Sauvignon, Moravia, Garnacha y Merlot para los rosados, a las que hay que añadir Petit Verdot en el caso de los tintos.

En el caso del resto de categorías, además de la de vinos espumosos, nos encontramos premios diferenciados para vinos tintos en los que ahora el aspecto varietal no es lo primordial: Jóvenes coupage y las diferentes categorías ya tradicionales de vinos pasados por barrica (crianzas, reservas y grandes reservas).

Como consecuencia, se obtiene un interesante catálogo de vinos manchegos adaptado a los diferentes gustos del consumidor final de vino actual. Como la lista es muy extensa, os dejo una serie de enlaces que nos amplían lo que fue la entrega de premios y que vinos fueron los galardonados.

@antonio_garrido

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here