¿Cuánto estamos dispuestos a pagar por él? ¿Es el más caro el mejor?

La fórmula para obtener el precio a parte de la uva que en cada región tiene un valor diferente, tenemos que añadir el coste del corcho, botella, etiqueta, mano de obra, maquinaria y tecnología aplicada en bodega, el parque de barricas y un largo etcétera hasta llegar al margen añadido por parte del distribuidor y cada uno de los detallistas.

Por supuesto que no tiene que ser el vino más caro el mejor, éste vino normalmente está muy bien posicionado en el mercado, por ello pagamos a parte de su calidad, otros matices como la marca, características que lo hacen diferente, mejor selección de la uva y el ser único por su producción corta o limitada que influye en una demanda superior a la oferta, a parte de las grandes calificaciones en las diferentes guías especializadas a nivel nacional e internacional. El efecto contrario también se produce con los vinos de precio medio y los de precio bajo, pueden ser buenos o muy buenos sin que su precio sea excesivo.

continuará…..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here