queso manchego joven frito y puré de higos
queso frito e higos

El queso es un alimento especial, aparte de toda su historia, desde que aquel pastor africano llenó su bolsa de leche y se dió cuenta que cuajaba, y además  de guardar todo el alimento de la leche estaba rico,  aparte de eso, ojo lo radical que es en los restaurantes, que es lo que me toca, ¡o lo odian o lo adoran! los que adoran el queso además suelen decir que si peor huele mejor sabe… me abstengo de opinar, ya sabéis que para gustos colores. Para este blog me gustaría contar la anecdota de “darla con queso”, que es cuando un bodeguero daba al catador de vinos queso y anulaba el paladar de este con vistas comerciales…. que la lactosa del queso anula muchos sabores del vino, y hace que casi todos se parezcan mucho.

El de la foto es un queso manchego fresco cortado en lingotes, rebozado y frito, servido con pulpa de higos y aderezado con aceite al perejil, y es un éxito como entrante, tanto que algunos se lo piden como plato principal, los amantes del queso saben que el mejor aliado de cualquier queso es un buen pan y mejor vino, y además si es un vino de La Mancha mejor, igual que el queso D.O. Manchego está reconocido mundialmente como uno de los mejores, el vino de La Mancha igual, y para centrarnos en un maridaje de éxito seguro, os recomiendo queso manchego con vino idem de idem, tal que, por ejemplo, para un queso manchego semi, desde los vinos jóvenes a crianzas de tempranillo, a un queso curado acompañado de un tinto reserva, un queso manchego en aceite, si no pica mucho, un tinto gran reserva puede ser su gran aliado y los conozco que le dan una alternativa muy apetecible, la gran desconocida de La Mancha, los vinos blancos con crianza, ¡riquísimos!.

En cualquier caso, el momento y la compañía son los que mejor dictan,  lo mejor es siempre rodeado de gente que te quiera y de buen humor.

 

Salud y ¡mucha Mancha!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here