cremoso-de-queso-del-restaurante-granero

Desde luego que una imagen vale más que mil palabras, la buena de este postre es un adelanto de lo rico que está, una crema fina de queso servida sobre un gel de fresas, regado con miel de la Alcarria y coronado por un helado artesanal de canela, el phisalis aparte de decorar le da un toque ácido para los que “quieren más”. Un postre cremoso, de sabores moderados, donde predominan las texturas y la temperatura fresca.

El helado recién pasado por la sorbetera es muy cremoso, con el toque justo de canela, la miel Alcarreña, deliciosa, la crema de queso elaborada a partir de queso fresco, con algo de gelatina para suavizar la textura y el fondo de fresas en gel. Todo el conjunto delicioso junto o por separado, el feliz consumidor de este rico dulce del Chef Jose Antonio Pintado sólo puede aspira a disfrutarlo junto a una copa de buen vino D.O. La Mancha.

Apuesto sin duda por un vino blanco dulce elaborado con la variedad de uva Moscatel. Esta variedad se da mejor en climas climas calurosos su uva tiene gran poder aromático y elevado contenido en azúcar. la Moscatel cuenta con aromas muy característicos como recuerdos a miel, azahar, naranjas, uvas frescas y rosas.

El vino que recomiendo sería idealmente servido en copa tipo chianti de cristal fino, una copa no muy amplia que con su forma acentuada de tulipán sin terminar de abrir encierra los aromas de este rico vino, que servido menos de un cuarto de la capacidad de la copa a una temperatura de seis u ocho grados centígrados, observando como evoluciona el vino conforma se oxigena, se atempera, cada minuto que pasa, trago a trago, bocado a bocado.

Bebe buen vino Denominación de Origen La Mancha con moderación, bien acompañado y por favor, siempre bien servido, sabe aún mejor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here