Aunque nuestra comarca manchega atendiendo al origen de su nombre (La Mancha, que del árabe procede de al-manxa, es decir, la seca) y a lo escaso de las precipitaciones anuales (en torno a las 300 mm anuales) se considera una comarca “seca” hay que decir que dispone de numerosos oasis en los que el agua es la principal característica de los mismos.

Complejo Lagunar de Alcázar de San Juan

Además de nuestros dos grandes humedales, La Tablas de Daimiel y las Lagunas de Ruidera, La Mancha tiene numerosos humedales repartidos por diferentes municipios de las provincias de Ciudad Real, Toledo, Albacete y Cuenca, todos ellos formando parte de la delimitación geográfica de los vinos de la Denominación de Origen La Mancha que se extienden por las llanuras manchegas entre el “Mar de viñedos“.

Desde el año 1981, la UNESCO otorgó a éstos humedales la categoría de Reserva de la biosfera, con el nombre de “Reserva de La Mancha Húmeda”, recogiendo las diferentes lagunas existentes en la zona. Las lagunas en cuestión son las siguientes: Complejo Lagunar de Alcázar de San Juan, Las Tablas de Daimiel, las lagunas de Villafranca de los Caballeros, las Salinas de Pinilla, el Complejo Lagunar de Pedro Muñoz, las Lagunas de Ruidera, la Laguna de Salicor, el Complejo Lagunar de Manjavacas, las lagunas de La Albardiosa, La Sal, Peñahueca, Tirez y Los Carros, las Lagunas y Albardinales del Gigüela, las Lagunas de El Longar, Altillo Grande y Altillo Chica.

A excepción de Las Tablas de Daimiel y Las Lagunas de Ruidera (protegidas como Parques Naturales) ésta Reserva de la biosfera no ha llegado a ser claramente delimitada desde su concesión a principios de los 80. Es por ello, que parte de los ayuntamientos implicados han decidido recientemente ponerse “manos a la obra” en conseguir definir los límites de éstos espacios protegidos, muchos de ellos, con un alto valor ecológico y hábitat de numerosas especies de aves.

No podemos pensar en La Mancha y en sus viñedos, sin tener presentes éstos humedales, que son parte importante de nuestro patrimonio natural, y en parte, condicionantes de los vinos elaborados en nuestra región vitícola de La Mancha.

Esperemos que la propuesta de definir de manera más clara nuestros humedales manchegos, siga adelante y permita mejorar la protección de los mismos.

@antonio_garrido

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here