maridando el chocolate

Vino y queso conforman un tándem inseparable en la cultura gastronómica castellano manchega. Dos productos de la tierra en los que se ha inspirado el equipo de La Casita de los Bombones -una pequeña fábrica artesana de Albacete- para concebir dos de sus deliciosas gamas de bombones.

La estrella de La Casita de los Bombones son los Quesicos de La Mancha, un dulce  con forma de pequeño queso manchego recubierto de finísimo chocolate y relleno de tres sorprendentes sabores 100% La Mancha: Queso Manchego, Miel de Romero y Vino Tinto Crianza D.O. La Mancha. Los Quesicos de La Mancha se presentan en estuches clásicos de cartoncillo o en un originalísimo tarro de cerámica con forma de queso manchego.

Y, si los Quesicos de La Mancha son la estrella de la Casita de los Bombones, es de esperar el mismo futuro para el Bombón de Bodega, unos maravillosos chocolates con forma de tonel. Se presentan en tres variedades: rellenos de vino tinto crianza D.O. Rioja y recubiertos de chocolate negro; rellenos de vino dulce Pedro Ximénez D.O. Málaga recubiertos de chocolate con leche; y rellenos de vino seco fino D.O. Jerez recubiertos de chocolate blanco. Al igual que los Quesicos, el Bombón de Bodega se presenta en el tradicional cartoncillo o en un tarro de cerámica con forma de tonel.

Nunca los chocolates encontraron mejor compañía que la manchega.

ОСТАВЬТЕ ОТВЕТ

Please enter your comment!
Please enter your name here