solomillo de ciervo
solomillo de ciervo

 

De sobra es conocida la ternura y exquisitez del Solomillo….

Cuando piensas en la cocina Manchega vienen a la cabeza platos contundentes, cocina basada en los productos de mejor conservación en la dura Mantxa árabe, tierra que sufre un clima continental extremo que bien definió Don Migel de Cervantes “…tres meses de invierno y nueve de infierno”

Las cosas han cambiado, la cocina pasó de ser basada en lo “conservable”  al producto de temporada, los cocineros aplican su arte e imaginación y realzan los sabores de los productos, mezclándolos, realzándolos con elaboraciones menos agresivas y apurando menos que en tiempos de escasez, seleccionando mucho más, sobre todo en Restaurantes de reputación.

El Solomillo tiene distintas partes, y distintos cortes, si el de Ciervo lo coge un artista como Rubén Sanchez, lo mima y aparece como el de la foto. ligero adobo y fondo oscuro, ¡tiernísimo! y en su justo punto. Solo falta la recomendacíón de Ramón, su hermano y Sumiller, que opina lo mismo que un seguro servidor vuestro:

Solomillo de Ciervo de los Montes de Toledo ligeramente adobado y realmente bien acompañado de un tinto Reserva de la Denominación de Origen La Mancha, con su carácter frutal ensamblado a la perfección con una crianza no muy larga en barrica y posterior botella, redondos y amables, especialmente las Reservas de la variedad Cencibel.

Gastronómicamente vuestro

Salud y ¡mucha Mancha!

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here