El arquitecto, profesor e investigador, Diego Peris presenta su libro Espacios y Paisajes del vino en Castilla La Mancha, donde recorre la geografía cultural del viñedo en la región

 

“El viñedo es parte esencial de Castilla La Mancha, no solo por todos los vestigios de cultural material a lo largo de los siglos sino por su carácter social, económico”.

 

 

ortada del libro Espacios y paisajes del vino

 

Con estas palabras, se acerca a una de las realidades más arraigadas en la sociedad manchega por su tradición y raigambre generacional, con más 85.000 viticultores existentes solamente en Castilla La Mancha.

 

Administraciones autonómicas, municipales y provinciales junto a Diego Peris
Administraciones autonómicas, municipales y provinciales junto a Diego Peris

 

 

Lo hace además desde el interés y valor arquitectónico que suponen las diferencias estructuras vinícolas y bodegas. Peris, en su libro de casi 700 páginas, aporta documentación de gran valor gráfico, testimonial y antropológico, deteniéndose especialmente en aquellos hitos históricos que más transformaron a la viticultura manchega durante los siglos recientes.

 

Imagen extraída del libro Espacios y paisajes del vino

El libro fue presentado recientemente en el Museo de Ciudad Real con el apoyo del gobierno autonómico, Consistorio y la propia diputación provincial de Ciudad Real.

 

Imagen extraida del libro 'Espacios y paisajes del vino'
Imagen extraida del libro ‘Espacios y paisajes del vino’

¿Se entiende el libro como una guía de viaje por el viñedo?

Es un recorrido global del viñedo en Castilla La Mancha que da una idea general de lo que significa en esta Comunidad, desde el punto de vista cultural, de las denominaciones, del paisaje.

¿Podríamos decir que el viñedo es el mejor espejo de cómo se ha transformado Castilla La Mancha y sus paisajes en los últimos siglos?

Ha evolucionado de una forma muy importante, en localización geográfica y en cantidad. A principios del siglo XX, Catilla La Mancha tenía 220.000 ha dentro del más de millón del conjunto de España. Pero en este último siglo nos hemos convertido en prácticamente la mitad del viñedo español.

“El tren cambia radicalmente el comercio en las bodegas manchegas que acercarán mejor todo su vino a la corte de Madrid.”

Imagen extraída del libro Espacios y paisajes del vinoEn el libro se realiza un recorrido global además desde el respeto testimonial a numerosas fotografías

En el libro hay fotografías actuales de algunas bodegas, de algún profesional y también alguna de carácter histórico, muy interesantes por sus imágenes. Nos dan idea de cómo era la vendimia, por ejemplo. También hay planos y gráficos que puede ser útil para el que le guste el vino.

 

Si tuviera que elegir algún punto de inflexión definitivo para el sector vitivinícola, ¿con cuál se queda?

Hay un momento importante para todo el país que es la llegada de la plaga de la filoxera a España que crea unos problemas graves en el viñedo peninsular. La Mancha aguanta y resiste bien el empuje y de alguna manera todavía hoy han sobrevivido en nuestros días algunas cepas de pie franco. También es curioso el caso de Tomelloso donde aparece una bebida que durante un siglo goza del privilegio comercial de poder elaborar cognác porque en Francia  había prácticamente el viñedo había desaparecido de los paisajes.

También quiero destacar la llegada del ferrocarril.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here