Morgante se incorporta al Consejo Regulador como proyecto de comercialización de vinos para los mercados internacionales.

La bodega inaguró el pasado la planta con capacidad embotelladora de hasta 15 milllones de unidades al año. Es el nuevo proyecto nacido en La Roda con las vistas puestas en la comercialización exterior.

La puertas de la bodega se abrieron al público el pasado 22 de junio mostrando su potencial productivo con más de 5.700 metros2 y equipación técnica adaptada a los diferentes mercados. Como destacó Pablo Torres, director técnico y enólogo, la capacidad de adaptación de Morgante será su puntal fuerte:“estamos buscando sobretodo versatilidad dando respuesta al cliente en los vinos que ellos buscan y hacerlo también en precios competitivos sin bajar la calidad”.

 

 

 

 

Una maquinaria capaz de trabajar con diferentes tipos de botellas (Borgoña, Bordelesa, Rhin…) así como diferentes capacidades, desde formatos muy pequeños (187ml o 250ml) hasta el formato estándar de 750ml, o formatos más grandes como el 1.5L, muy demandado en mercados como Estados Unidos o Canadá.

 

 

Morgante cuenta con la posibilidad de embotellar con el tradicional corcho o también con tapón de rosca, tendencia cada vez más extendida en Europa y América. Asimismo, se podrán aplicar de manera automatizada las precintas fiscales exigidas por países tales como Rusia, Ucrania o Polonia.

Está previsto su atracción de compradores internacionales en las principales ferias mundiales como Fenavin (España), Prowein (Alemania), Vinisud (Francia), Foodex (Japón), o Prodexpo (Rusia).

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here