Vida fitness, cinco hábitos saludables

fotolia_122959838

Es preciso huir de los excesos del alcohol, evitar el tabaco y mantener a raya el sobrepeso, procurando pautar hábitos de vida  saludable sin sedentarismo. Acabamos de dibujar los cuatro pilares básicos actualmente recomendados por médicos y expertos para reducir las probabilidades de contraer enfermedades como el cáncer (el azote contemporáneo, social y mundial), la diabetes o diferentes cardiopatías.

 

Sin embargo, la vida en forma (en sentido puramente latino: mens sana in corpore sano) no tiene porqué pasar por un plan de abstinencia radical en el consumo de alcohol; más aún en el consumo habitual y moderado  de vino (una/dos copas de vino al día), como elemento cultural integrado en la Dieta Mediterránea, hasta la fecha, la más saludable de aquellas que componen el espectro del recetario mundial.

Con la llegada de los treinta…tantos parece que las preocupaciones estéticas, quizá, afloran con más vehemencia. Responde a un comportamiento habitual de nuestro organismo un cambio metabólico, que genera una digestión de las calorías más lento, lo que unido a ritmos de vida más sedentarios (ritmos laborales, rutinas, etc) nos llevan a ser bastantes más celosos de aquello que ingerimos. Los excesos se pagan y ahora, paradójicamente, los treintañeros acumulan en su nevera un buen acopio de aquella fruta y verdura que tanto recelaban en su infancia.

Rutinas saludables

No es cuestión de trazar un diseño espartano para la vida fitness, ni tampoco contratar un trainer personal con objetivos, para conseguir la silueta perfecta. No obstante, puede resultar a “topicazo”, pero un poco de disciplina en los días habituales de la semana y en unos meses, la talla de un pantalón, una camisa o una blusa, no supondrá un berrinche.

  1. Ejercicio diario

No buscamos la mejor marca en la próxima edición del maratón de Nueva York, ni tampoco retar el ejercicio abdominal de Cristiano. Es mucho más sencillo. Basta con un  poco de ejercicio diario (20 o 30 minutos diarios) para que el ritmo cardiaco mantenga un nivel de pulsaciones adecuado. Si eres de aquellos “alondra”, que se activa al alba, mejor aún. Está comprobado que realizar deporte matutino, antes de ir al trabajo, enciende el nivel de endorfinas (la hormona feliz de la autorrealización y la superación) encarrilando mejor el resto de la jornada. Si pese a todo, cada mañana el despertador golpea tus sienes y necesitas grandes  tanques de cafeína para funcionar, tienes la opción de robar minutos a la tan apreciada “siesta española”. Con los parones tan dilatados en las jornadas laborales españolas, puedes encontrar un resquicio para comer más rápido y enfundarte tus deportivas.

  1. Entrehoras, la tentación salada

Cuando tu estómago ruge a media mañana, es bueno pausar las comidas. Lo recomendable es acudir a los llamados healthy snacks, es decir, aperitivos saludables como la fruta. Un platano, (89 calorías), por ejemplo, te aporta además de potasio y magnesio y otros nutrientes vitamínicos.

platano en copa de vino
  1. Vida social para el equilibrio psicosocial

El equilibrio mental es necesario para establecer un balance adecuado en el conjunto del organismo. Un ritmo de vida excesivamente estresante acarrea ansiedad e irascibilidad lo que termina por desgastar nuestro ánimo y el de aquel que nos rodea. Salir a desconectar (un simple paseo) o caminata con amigos o familiares, preferentemente por zonas verdes o amplias avenidas, nos refresca siempre el espíritu.

copa de vino en el campo
  1. Descanso: la piedra angular

Estar sujeto a rutinas también es necesario para respetar las adecuadas horas de sueño. Dormir poco (menos de 6 horas) porque te has quedado ávidamente enganchado al monitor de la tv con tu serie favorita o algún acontecimiento deportivo allende los mares…no debe convertirse en hábito. El cansancio es como el depósito de combustible. Tienen un limite.

wine and healthy

 

  1. La terapia de la buena sonrisa

En ocasiones, actuamos excesivamente encorsetados en la formalidad diaria. Responder con seriedad a nuestras obligaciones laborales no está reñido con una actitud ante la vida cargada de buen humor. La risa, no solo ejercita una inmensidad de músculos faciales, es la válvula regeneradora de nuestro estado anímico. Reir media hora al día de lo más absurdo nos ayuda a relativizar, tomando perspectiva. No es frivolidad es restarle dramatismo a la rutina diaria. Si además, por cierto, lo puedes hacer, al final de la jornada, acompañado de tus seres queridos, junto a una copa de tu vino favorito, el hábito será más digno y saludable.

vino y sonrisa

 

En todo caso, abogamos siempre por la adopción de pautas saludables asociadas a una dieta variada y saludable. Por fortuna, el recetario español, dentro del marco de la Dieta Mediterránea ofrece una variada y suculenta oferta, testigo de la rica heterogeneidad cultural que la conforma. Como en el vino, la riqueza varietal (con el tempranillo por bandera, por ejemplo) es inmensa en el viñedo español.

 

One Comment

Una copa de vino al día - La Mancha Wines

[…] Tal y como hemos apuntado en alguna ocasión, consumido siempre con moderación, el vino contiene virtudes nada desdeñables a la hora de llevar unos hábitos de vida saludables, como pueden ser el ejercicio físico o una dieta equilibrada. El médico endocrino del Hospital Mancha Centro de Alcázar de San Juan Florentino Val es uno de los defensores del consumo responsable de nuestros caldos preferidos, de los que destaca las numerosas propiedades beneficiosas que contienen, tal y como nos cuenta en la siguiente entrevista. […]

Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *