Castilla-La Mancha ha comenzado 2012 como la región más castigada por la gripe, de acuerdo con la Dirección General de Salud Pública. Nada menos que 263,43 casos por cada 100.000 habitantes triplicaban a mediados de mes a la media nacional (97 casos).

Sin embargo, y en tan sólo una semana, la incidencia de la enfermedad se detuvo y Castilla-La Mancha se vio sobrepasada por otras comunidades, como la de Extremadura, lo que hace preguntarse, a las puertas de las heladas que se avecinan, el secreto de la recuperación de la salud de los manchegos. Y este secreto podría ser, cómo no… ¡el vino manchego! Según ha demostrado el Instituto Superior de Salud de Italia, la Universidad de Roma y el Consejo Nacional de Investigación de este país, existe una molécula en el vino tinto que tiene la capacidad de impedir que el virus de la gripe mute.

Castilla-La Mancha, con sus 600.000 hectáreas de viñedos, es la región más importante del mundo en cultivo vitivinícola, producción de vino y derivados de la uva. Estos beneficios se suman a los ya demostrados que refieren que beber dos vasos de vino tinto al día ayuda a evitar enfermedades como el Alzheimer y la enfermedad de Parkinson, así como las enfermedades cardiovasculares relacionadas con el colesterol. Beneficios a los que no es ajeno el vino blanco, asociado a otro sinfín de ventajas. Así que ya saben: este invierno, una copita del vino manchego ¡y a disfrutar de las inclemencias del tiempo!

Patricia Magaña @patiboom

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here