Nuestra región manchega, además de por El Quijote, es conocida por su impresionante extensión de viñedo y por supuesto, por los excelentes vinos que de él se elaboran, así como de una gastronomía exquisita.

Son algunas de las cosas por las que La Mancha es cada vez más un destino turístico de interior, tanto para españoles como extranjeros. Pero nuestra oferta no queda ahí, pues disponemos de diferentes playas de agua dulce que nos permiten disfrutar de un baño para refrescarnos en los meses de verano. En nuestra región existen un total de 36 zonas de baño.

En nuestra comarca manchega, varias son las posibilidades, entre lagunas, ríos y pantanos, pero sin lugar a dudas, la que podemos considerar como la “Playa de La Mancha” es la Laguna Grande de Villafranca, ubicada en el término municipal de Villafranca de los Caballeros (Toledo), que con sus 2,5 Km de playa acondicionada para el baño y las propiedades medicinales de sus aguas y barros, es el principal recurso turístico de La Mancha en lo que respecta al ocio acuático. Desde 1981 forma parte de la Reserva de la Biosfera (UNESCO), con el nombre de “Reserva de La Mancha Húmeda”. Por supuesto que las Lagunas de Ruidera son un recurso muchísimo más valioso, pero las Lagunas de Villafranca se encuentran en medio de La Mancha, como un oasis.

Lagunas de Villafranca

Pero hay más: las aguas de estas lagunas provienen de río Gigüela, que sin lugar a dudas es el principal río que discurre por nuestro viñedo manchego, naciendo en la provincia de Cuenca y terminando su viaje en Las Tablas de Daimiel (Ciudad Real), pasando también por La Mancha toledana. Y aunque no discurre por la otra provincia de nuestra D.O. La Mancha, Albacete, parte del caudal de agua del Gigüela se nutre de algunos ríos que pasan por Albacete, como es el caso del Córcoles, que se une al Záncara en Alcázar de San Juan, para al poco unirse con el Gigüela.

Aunque las Lagunas de Villafranca se visitan a lo largo de todo el año, es en los meses de verano cuando recibe la mayor parte de las visitas: manchegos y turistas acuden a disfrutar de sus aguas y sus servicios. En sus diferentes instalaciones hosteleras podremos disfrutar de lo mejor de la gastronomía manchega acompañada de un buen vino de nuestra D.O. La Mancha: La Jorja, Las Banderas y La Abuela son los restaurantes que encontraremos a pie de playa.

Y para los que no temen al frío, tienen la posibilidad de disfrutar de un baño invernal: cada 30 de diciembre se convoca a todos los interesados a participar en esta iniciativa con el objetivo de promover la sostenibilidad de este espacio que para este 2013 llega a su sexta edición.

Para aquellos que aun no han disfrutado de la Playa de La Mancha, les animo a pasar un día de baño en sus aguas y al caer la tarde, disfrutar de la puesta de sol en el horizonte manchego con una copa de vino manchego en la mano.

@antonio_garrido

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here