Ahora se lleva lo de cuidarse, hacer ejercicio, cuidar la alimentación. Pero, ¿a quién no le gusta de vez en cuando saltarse la dieta y darle un caprichito al cuerpo? Yo lo he hecho al más puro estilo de la Mancha. Me lo he currado y me he preparado una burguer “mancheguizada”; Para preparar esta receta he utilizado muchos productos de La Mancha.

¿Se puede ser más manchego?

De La Mancha lo más famoso en cuanto alimentos es el Vino, el Queso y el cordero (sí, hay mucho más, pero lo más es esto).

Para “manchegizar” la receta solo hace falta un poco de imaginación. Utilizamos uvas pasas, ciruelas, piñones y pimientos asados, queso manchego semicurado (en lonchas o fresco, a tu elección) y carne de cordero. Lo rematas si pones una hortiga frita encima.

Dejar la carne jugosa es el quiz de la cuestión. Se trata de asarlo en horno a temperatura no muy fuerte y, si lo riegas de una “goteja” de vino blanco, ¡mejor que mejor!.

Maridaje bien joven

Ahora si, esto no lo perdono. Para que sea manchega de las buenas a de tener al lado un buen vino de La Mancha y creo que el ideal para la burguer es un vino de la D.O. La Mancha. El vino por excelencia que marida con este plato es el Tempranillo, que son los de la contraetiqueta morada, pero un espumoso brut no debe caerle muy mal…. digo yo.

Temperatura y copa

Está bien degustar una buena copa de vino, pero mejor está si se hace con un correcto servicio. Por ello, el Tempranillo, vino tinto joven, debe servirse en una copa Burdeos y mantenerlo a más o menos 11ºC.

En cualquier caso, donde seguro sabe bien es en un lugar de La Mancha y, con grata compañía, se disfruta el doble.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here