Brindis con integrantes y socios de la Ruta

Presentó su proyecto al público final y prensa especializada en la Oficina de turismo de Castilla La Mancha en Madrid

El pasado viernes, 13 de diciembre, el Vino de La Mancha presentó su ruta enoturista ante el público final y aficionado, aprovechando el escaparte turístico que supone la céntrica localización de la oficina de turismo de Castilla La Mancha en la Gran Vía.

Lo hizo, además en plena campaña comercial navideña cuando la presencia de visitantes y turistas aumenta considerablemente en estas fechas en las calles más céntricas de la capital madrileña.

En horario ininterrumpido, (de 12 a 17 horas) fueron numerosos los visitantes que se interesaron por conocer mejor el proyecto presentado a mediodía con una degustación posterior de los vinos acogidos.

De esta manera, tras su primera toma de contacto con el público profesional del sector turístico, en enero con FITUR 2019, la Ruta del Vino de La Mancha vuelve a Madrid para cerrar el año con su presencia promocional en unas fechas donde las calles madrileñas tienen una mayor afluencia de público.

Nacida a finales del año 2018, la ruta, en su primer año de vida, se incorporó a la oferta de los 28 destinos enoturísticos para el paraguas de ACEVIN, que celebra precisamente esta semana su 25 aniversario.

Un vino de La Mancha en la Gran Vía
Un vino de La Mancha en la Gran Vía

Una ruta como eje dinamizador

Como destacó su Vicepresidente, Pedro Arrabales, durante la presentación “La Ruta del Vino de la Mancha, bajo el paraguas de ACEVIN y dentro del Club de producto, Rutas del Vino de España, surge con una intención de expansión, ya que tan solo dentro de la propia Denominación de Origen La Mancha  hay englobadas 160 localidades, con un protagonista para articular y dinamizar nuestro territorio a partir del turismo, como el vino, un vehículo para mostrar al visitante lo mucho que nuestra tierra puede ofrecer,  una ventana desde la que mostrar lo mejor de nuestra tierra. Un lugar en el que su paisaje, sus gentes y costumbres, forman parte del mundo que inspiro a Cervantes.”

Ante público final y prensa especializada, el propio Pedro Arrabales invitó a los presentes “a recorrer la Ruta del Vino de la Mancha. Queremos que descubra las bodegas que se levantan en el paisaje manchego y saboree el fruto que da esta tierra, donde suelo y condiciones climatológicas confluyen para engendrar una amplia variedad de vinos.

Conocer las bodegas de esta región de La Mancha es ahondar en su historia. Aromas y sabores que hablan por sí solos y seducen para siempre los paladares. Rutas que están esperando los pasos del caminante que sabe valorar una buena copa de vino, que disfruta con la mesura y el buen hacer de las gentes que trabajan en estos campos.”

¿Qué es la Ruta del vino de La Mancha?

La ruta turística del Vino de la Mancha, está ubicada en plena llanura manchega, en la zona de mayor producción de vino de Europa. Su recorrido abarca varios pueblos de las provincias de Albacete, Cuenca, Ciudad Real y Toledo, unidos por un paisaje singular, una larga tradición vitivinícola y una cultura atesorada durante siglos, todos ellos dentro del territorio de  la DO La Mancha, cuyo Consejo Regulador preside la ruta en estos momentos.

RVM logo final ruta del vino de La Mancha
Anagrama que reconoce a los establecimientos y socios adheridos a la Ruta del vino de La Mancha

Formada por seis municipios de fuerte peso cultural y tradición vinícola en el conjunto de La Mancha, como son Alcázar de San Juan, Campo de Criptana, El Toboso, Socuéllamos, Tomelloso y Villarrobledo, además de tres bodegas pertenecientes a los municipios de Los Hinojosos, El Provencio y Monreal del Llano, es un destino ineludible en el que se funden vino y Quijote.

 Con 53  establecimientos adheridos en estos momentos, y con voluntad de seguir creciendo , como viene haciendo desde sus comienzos, la ruta la conforman bodegas, alojamientos, museos, enotecas, restaurantes, agencias, empresas de servicios turísticos…todo ello en un mar de viñas , en un territorio en el que su historia ha girado en torno al vino y  su cultura;  en un lugar donde se encuentran alguna de las mayores bodegas del mundo, y donde el visitante podrá conocer desde una pequeña bodega familiar cargada de tradición dentro del casco histórico en municipios llenos de encanto, a grandes bodegas, con la última tecnología, y con impresionantes instalaciones; bodegas que van desde la arquitectura tradicional, de nuestro añil y blanco, a bodegas de arquitectura singular, integradas perfectamente en el paisaje de viñedos de nuestra tierra.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here