Tinajas de barro

 

En el día Internacional de la Mujer, es inevitable poner en valor los avances conseguidos por un género que lucha constantemente por dejar de ser sinónimo de debilidad, fragilidad e inferioridad.

Una lucha que avanza incesable también en el mundo del vino. Es por ello que nace la necesidad de proclamar, a los cuatro vientos, que las mujeres también beben y elaboran vino.  Este artículo va por ellas, por todas esas mujeres que no se achantaron frente a nada ni nadie; entre ellas, mujeres que cambiaron la Historia del Vino.

La reciente entrega de la XXXIII edición de los Premios a la Calidad fue un fiel reflejo de la inclusión de la mujer en los vinos de la DO La Mancha. Bodegueras, enólogas, técnicas de laboratorio y muchas más han adquirido labores de responsabilidad  aportando una gran riqueza a este sector. 

Afortunadamente, en España ya existen asociaciones y agrupaciones con las que se reivindica y fortalece el papel de la mujer, no solo en la viticultura, sino en todo el sector agrario. Una labor donde la mujer rural siempre estuvo presente en las labores del campo.

Ahora, ellas ya son piezas fundamentales y muy necesarias para el desarrollo y la prosperidad de este sector aportando no solo su experiencia sino también su formación e ilusión.

Un breve repaso por la historia de la mujeres y el vino

Tinajas de barro para vino para poner en valor el papel de las mujeres en la viticultura

Estereotipos femeninos y vino

Como en muchos otros ámbitos, la limitación de las mujeres a la hora de consumir vino, podría conllevar consecuencias funestas. De hecho, en la Antigüedad podría suponer la pena capital si se les ocurría probarlo. Afortunadamente, esta ley fue erradicada en la Edad Media, pero no por ello acabaron los obstáculos. A finales del siglo XVIII incluso se puso en marcha un código conductual bajo el lema de “una mujer honorable no debe beber vino”.

Además de las barreras legales, las mujeres también han tenido que soportar los numerosos estereotipos que han alejado a la mujer de este sector. En nuestra mente quedan antiguos refranes que mostraban el reflejo de lo que sucedía hasta no hace muchos años. Dichos populares como: “Tabaco, vino y mujer echan el hombre a perder”, “El buen vino en copa fina y servido por mano femenina” y , desafortunadamente, un largo etcétera.

Las aportaciones de la mujer en la historia del vino

Sin embargo, y apesar de la educación recibida, ellas consiguieron ocupar un lugar muy relevante en el mundo del vino. ¡Conócelas!

Françoise-Josephine de Lur-Saluces

Françoise-Josephine de Lur-Saluces

Esta mujer francesa marcó un antes y un después en la historia vitivinícola mundial. Tras enviudar del conde Louis-Amédée de Lur-Saluces (ahijado de de Luis XV Y Victoria de Francia) en 1788, tomó las riendas del viñedo Château d’Yquem. Puso todo su tiempo y empeño en hacer progresar su finca consiguiendo un resultado inigualable. Ella fue la causante de que el vino actual más célebre de Francia, Château, fuera reconocido en todo el mundo. Un legado que sigue en pie, tras más de 200 años de historia.

Alexandrine Pommery

Alexandrine Pommery, mujer que cambió la Historia del vino

Otra viuda que dejó un gran legado en este sector. En 1858 comenzó su aventura en la producción de champagne. Fue la creadora de grandes y afamados vinos, como el champagne extra sec y el brut nature. Tipologías nacidas de un cambio en los gustos de la sociedad de los que Pommery se dio cuenta. En sus viajes por Europa, se percató de que las personas evolucionaban hacia gustos más concretos y con menos azúcar.

Innovaciones que han calado también en la producción manchega, con la elaboración de nuestros magníficos espumosos brut nature de la DO La Mancha.

Barbe Nicole Clicquot

Barbe Nicole Clicquot, una de las mujeres que revolucionó la Historia del Vino

Los grandes altercados y cambios de finales del siglo XVIII no ayudaban a la creación y prosperidad de los negocios de la época. Sin embargo, Nicole Barbe Ponsardin no se achantaría frente nada. Con solo 27 años enviudó de François Clicquot, por lo que tuvo que persuadir a su suegro para evitar el cierre del viñedo que anteriormente gestionaba su marido; no solo eso, si no que, con su astucia, también lo convenció para llevar el mando de la propia finca; actualmente, una de las más prestigiosas del mundo.

Al principio, le costó que el negocio despegara, sin embargo, fue firme a la hora de no sacrificar la calidad de sus vinos y, por supuesto, su precio. Sin embargo, supo actuar en cada momento teniendo mucho éxito en estrategias comerciales; uno de sus espumosos llegó a ser el favorito del Zar y el más demandado de Europa. Tal fue su éxito, que tuvo que ingeniárselas para acelerar el proceso de su producción; y lo consiguió. Modernizó la eliminación de los sedimentos de la levadura consiguiendo espumosos más limpios y mejor presentados. Actualmente, este método es una regla fundamental en la elaboración del champagne.

Baronesa Philippine de Rothschild

Baronesa Philippine de Rothschild, una de las mujeres que marcaron la Historia del Vino

No solo las mujeres han necesitado enviudar para conseguir hacerse un hueco en este mundillo. Es el caso Philippine Mathilde Camille, única hija de uno de los viticultores más famosos del siglo XX: el barón Philippe de Rothschild. La baronesa, nacida en 1933, tuvo que enfrentarse al secuestro y posterior asesinato de su madre a manos de la Gestapo. Una de las tantas desgracias del Holocausto que no frenó la carrera de dramaturga de Philippine, además de ser una experta en la cultura del vino.

A finales de la década de los 70, esta valiente mujer tomó las riendas del negocio del vino por herencia de su padre. Al mando de tres viñedos de gran calado en Burdeos, consiguió que su empresa prosperara a niveles muy competitivos; murió en 2014, habiendo duplicado la venta de sus vinos.

Sonia Prince de Galimberti

Sonia Prince de Galimberti, presidenta de AMAVI

En este país también existen mujeres que quisieron ofrecer el lugar que se merecían a las mujeres. Por ello Sonia Prince impulsó la Asociación de Mujeres Amantes de la Cultura del Vino, más conocida como AMAVI. Creada en 1996, esta asociación está formada por un gran abanico de profesionales (periodistas, enólogas, empresarias vinícolas, etc.) con un fin común: acercar la cultura vinícola a las mujeres.

Las mujeres y el vino en la actualidad: la metamorfosis

Mujer vendimiando

Afortunadamente, los tiempos cambian para todos y todas y, desde la década de los sesenta, la Historia del Vino vuelve a reescribirse;cómo no,  teniendo en cuenta a la mujer. Seguro que muchos tenéis grabado en la retina aquellas migraciones de cientos de familias destinadas a trabajar en la vendimia francesa. ¡Cómo cambian los tiempos! Ahora, en La Mancha, podemos presumir de tener el viñedo más grande del mundo. Por eso mismo, hay que seguir evolucionando. Ellas, ya sean viticultoras, bodegueras, enólogas, sumillers, ingenieras agrónomas o cualquier otra profesion ligada a este mundo, nos hacen seguir creciendo.

La mujer ocupa un lugar muy importante en todas las etapas, desde el cultivo de la vid hasta la comercialización del vino

Además, numerosos estudios afirman que las mujeres tienen mejor paladar y, por ende, son mejores catadoras de vino; son más perspicaces para notar las características de cada vino. Una acción, que hasta hace unos pocos años estaba mal vista socialmente, pero ha conseguido ser paliada. ¡Y de qué manera! Ya no hay nada de raro en el consumo de vino por mujeres, tanto en público como en privado.

Mujer, vino y cine (o tv)

Un gran avance también reflejado en películas y series, tales como The Big Bang Theory, Los Soprano, Juego de Tronos, Sexo en Nueva York , The good wife y Mujeres Desesperadas; en todas ellas toman copas de buen vino. Lo hacen con elegancia y naturalidad….y ¿por qué, no?¡No nos extrañaría que fuera de La Mancha!

Los Premios Sakura en Japón tienen un jurado solo femenino
Los Premios Sakura en Japón, por ejemplo, tienen un jurado solo femenino

La mujer en cifras en el mundo del vino

Hasta el momento, estos son algunos de los datos que nos alegran este día dedicado a nosotras, a las mujeres:

  • Del total de consumidores de vino, la mujer representa un 43%. Y subiendo.
  • En los cursos de enología se ha triplicado la presencia de mujeres en la última década.
  • Una cuarta parte de los enólogos, a nivel mundial, son mujeres.
  • Según el Instituto Nacional de la Mujer, un 30,2% de las mujeres son propietarias de explotaciones agrarias.
  • Cada vez hay más directivas, consejeras y comerciales en el sector vitivinícola.
  • Existen prestigiosos concursos que premian la labor femenina en el mundo vitivinícola, como el Concurso Internacional Vino y Mujer o los Premios Sakura en Japón, con un jurado exclusivamente femenino.
  • Las mujeres compran alrededor del 70% del vino en el mundo; es decir, ellas son las que eligen qué vinos se consumen en sus hogares.

Queda atrás  el contexto en el que Manolo Escobar se refería con su célebre “viva el vino y las mujeres”. Por separado, quizá se entiende mejor: “viva el vino (, vivan) las mujeres”

o dicho de otro modo:  ¡Que vivan las mujeres consumidoras y productoras de vino! 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here