Ayer, la Real Academia de Gastronomía y Renfe acordaron iniciar un proyecto de mejora de la gastronomía a bordo de los trenes, poniendo en valor y con la consideración que merecen los productos propios de cada región española por la que circula el ferrocarril.

Ya era hora. La enorme variedad de materias primas que podemos encontrar en la cocina de nuestro país, las mil y una formas de procesar estas materias primas y, por supuesto, las nuevas tecnologías de conservación de los alimentos hacen más que posible que se puedan consumir platos más que aceptables en los catering de algunos medios de transporte.

Algo parecido ha debido pensar el presidente de Renfe, Teófilo Serrano, que en virtud de este acuerdo ha propiciado que su actual proveedor de gestión de servicios a bordo de los trenes, Cremonini Rail Ibérica, junto con la Dirección General de Viajeros colaboren estrechamente con la institución gastronómica que preside Rafael Ansón para poner en marcha este interesante proyecto. 

Para ello, la Real Academia de Gastronomía ha seleccionado a tres asesores, el chef Mario Sandoval —cuyo restaurante Coque en Humanes tiene una Estrella Michelin y 2 Soles en la Guía Repsol—, la sumiller Mª José Huertas —Premio Nacional de Gastronomía a la Mejor Sumiller de España de 2003, que trabaja en La Terraza del Casino de Madrid, que tiene 3 Soles Repsol y 2 Estrellas Michelin— y el director de sala Abel Valverde — Director de Sala del Restaurante Santceloni, 3 Soles Repsol y 2 Estrellas Michelin—. Un terceto para mejorar en la cocina, en la carta de vinos y en el servicio.

Será a partir del mes de enero cuando los clientes VIP de Renfe, de las clases Club y Business de los trenes AVE verán cómo el servicio de restauración comienza a cambiar, adaptándose al buen gusto de este proyecto que, en el futuro, se irá apliando a distintas clases, trayectos y trenes.

Desde aquí sólo esperamos poder degustar platos típicos de la cocina castellano-manchega en el AVE, ya que ninguna de nuestras provincias se salva de ser atravesada por los “caminos de hierro”; al igual que ninguna se salva de presentar platillos dignos de ser degustados mientras se disfruta del paisaje por el que deambuló el buen Don Quijote a lomos de Rocinante.

Pero sin duda, lo que deseamos es que entre los vinos que presente la carta, se encuentre alguno de nuestros deliciosos caldos. Vinos para saborear la tierra a lomos de un “Rocinante de hierro”. Descuide, si es así, nosotros se lo contaremos.

Patricia Magaña @patiboom

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here