El Consejo Regulador acoge el Concurso regional de catadores especializados en la identificación del popular defecto del “corcho en botella”

El próximo 25 de abril, la Denominación de Origen La Mancha pondrá a disposición sus instalaciones para la celebración del concurso, organizado por la Asociación de Enólogos de Castilla La Mancha en colaboración con la empresa del sector Gruart La Mancha

Se entregarán tres premios en metálico a los participantes con las tres mejores puntuaciones, valoradas respectivamente en 600, 400 y 200 € además del ofrecimiento de dos puestos de trabajo (entre los 10 primeros clasificados, siempre cuando obtengan mínima puntuación requerida en las bases) en un departamento específico de control de TCA, en la empresa colaboradora GLM.

Desde la organización del certamen, insisten en que el único requisito de solicitud de participación es que el perfil se ajuste los grupos “como técnicos del sector enológico o estudiantes de último año del Grado en Enología.”

La Entrega de Premios tendrá lugar también en las instalaciones del Consejo Regulador, el mismo día del concurso a las 19 horas, donde después los concursantes podrán degustar un vino de honor, DO La Mancha.

La consulta de las bases está disponible en la página de la Asociación de enólogos de CLM (www.enologosclm.com)

Para la inscripción, “Los interesados deberán enviar un mail a enologosclm@gmail.com especificando en el concepto Solicitud inscripción Concurso TCA y en el que figuren los siguientes datos: nombre y dos apellidos, DNI, dirección electrónica, teléfono de contacto y estudios.”

También se pueden dirigir a  en el telf. de la asociación 967 520 962 o llamando al consejo regulador de la D.O. La Mancha. 926 541 523

 

 

La conocida “enfermedad del corcho”

Según algunas estimaciones, un 4 % de las botellas pueden contener TCA o tricloroanisol. Es uno de los defectos más conocidos, en ocasiones accidentales, fácilmente reconocibles por el olor y posterior “sabor a corcho” en los vinos apenas recién abiertos.

Su aparición invade al resto del vino, no siendo posible su eliminación, lo que motiva a que muchos comensales rechacen la botella para su consumo. Incluso, en concursos, el comité de cata accede al descorche de una segunda botella cuando la muestra se identifica contaminada con certeza con el TCA.

Por este motivo, las empresas del sector del corcho investigan en la mejora del tratamiento de los productos para evitar su aparición incidental.

Este tipo de concursos quieren perfeccionar y optimizar los umbrales de percepción en la detención del TCA por parte de los profesionales de la enología, así como también divulgar un mayor grado de información entre el público final consumidor.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here