carro de vinos por copas
carro de vinos por copas

 

El tema del vino por copas siempre trae polémica, y es que es un tema delicado y complejo

El vino es un alimento base, creo que es indiscutible su repercusión en una dieta sana y su indudable lugar en la historia, el consumo de vino en lugares públicos es, desde una manera de potabilización de agua en época de conquistas romanas, a un placer gastronómico hedonista.

El consumo público de vino conlleva, desde el carácter nutricional al social, pasando por el hedonista y tiene muchos aspectos que lo hacen un producto complicado para algunos, demasiado fácil para otros, y es que nos gusta complicarnos la vida, y sin polémica esto no es España…

Para el hostelero el vino tiene dos maneras de venderse, por botella que implica poner unas copas y raramente algo de comida que acompañe, en raros casos implica una conservación cara (en comparación a refrescas y cervezas) o un servicio caro (decantación, degüelle, devolución por mal estado…). El otro lado del hostelero es el vino por copas en barra

Para el tendero suele ser más que  raramente bien conservado, a la bolsa y atacando.

Como ves, la cosa cambia, yo soy hostelero y he trabajado en tienda, por lo que conozco los dos casos y a la hostelería se le da mucha caña, casi siempre por casos extremos de abusos en el precio, pero si una tienda es cara, no se oye na-da.

En mi tierra, La Mancha, tenemos una conocida costumbre de regalar comida con las consumiciones en barra, y nadie excepto un hostelero sabe realmente el coste que esto conlleva, por lo que cuando se compara el precio en tienda de una botella con el precio de una copa en bar no se suele saber toda la realidad, REPITO QUE ABUSOS HAY, pero no se puede medir a todos con la misma vara en estos casos.

Los Restaurantes son otra cosa, en un número demasiado importante tienen el vino de esa manera, con un servicio casi nulo y una manera de aplicar precios más que rara, sobre todo los afectados por la dañina riojitis, y la tarifa sube proporcionalmente a la ignorancia vinícola del que pone precios, pero insisto que sólo aquel que sepa realmente los costes de la Restauración es quien pueda opinar con un criterio serio, todo lo demás son Españoladas comparables a las críticas hacia el fútbol y la política, todos lo haríamos mejor ¡claro!.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here