Actualmente que corren disponemos de fruta fresca todo el año, independientemente de la temporada que corra o del tiempo que haga. Los mercados ofrecen de todo, como los fresones de la foto. Se pueden disfrutar en la merienda, de postre o un bocado entre horas, con miel alcarreña, azúcar y nata… E, indiscutiblemente, acompañadas de una copa de vino D.O. La Mancha. Esa es mi propuesta.

Maridaje de fresones muy manchego

Apuesto que la recomendación más celebrada sería un vino blanco naturalmente dulce. Esos vinos que, después de vendimiar la variedad de uva Moscatel de grano menudo (la más habitual) sobremadurada, se pasifica deshidratándola al sol en paseras y, de ese mosto concentrado, se realiza el vino blanco dulce más preciado de España. Una joya que en la Denominación de Origen La Mancha se disfruta ya hace unos años.

La variedad de uva Moscatel se da mejor en climas calurosos. Su uva tiene gran poder aromático y un elevado contenido en azúcar. La Moscatel cuenta con aromas muy característicos como recuerdos a miel, azahar, naranjas, uvas frescas y rosas.

Servicio en Chianti

Este vino que recomiendo será aún más ideal servido en una copa tipo chianti, no muy amplia y más bien cerrada para guardar todos los agradables y característicos aromas de esta variedad. La temperatura deberá oscilar entorno a los ocho grados centígrados, no mucha cantidad, para evitar se caliente y favorecer el menear el vino en la copa, aireando y haciendo que sea mas expresivo en la olfativa.

Disfruta de buenos vinos Denominación de Origen La Mancha con moderación, bien servidos y ¡en buena compañía!

No hay que olvidar que una de las partes fundamentales del maridaje es disfrutar haciéndolo. Por esa razón, tendrás que rodearte de amigos y buena compañía y compartir los buenos caldos que La Mancha ofrece junto a deliciosos fresones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here