Sabido es que los consumidores de vino manchego son amigos de sus amigos y amantes de las tradiciones más arraigadas de su tierra. Suelen ser, asimismo, buenos comedores y excelentes conversadores, como podrá constatar cualquier persona que, siguiendo los pasos de Don Quijote, visite Castilla-La Mancha, o estando lejos del terruño, deguste sus caldos en Madrid, Barcelona, París, Pekín o Nueva York .
 
Lo que no se sabía es que el vino que se consume, blanco, tinto o rosado, dice mucho también sobre la personalidad de quien lo toma, y un nuevo estudio del mercado anglosajón financiado por French Wines with Style y referenciado por el Daily Telegraph en el Reino Unido, por el diario Correopor  RT en Latinoamérica, acaba de demostrar que los hábitos sociales de los bebedores de vino tinto son muy diferentes de los que prefieren el vino blanco o rosado.
 
Según el portavoz de Wines with Style, Gerard Basset, “los bebedores de vino tinto parecen ser más los más relajados de los aficionados del vino. A los bebedores de vino blanco encanta el status quo. Por su parte, los aficionados de los rosados están ansiosos de un cambio”. No son las únicas diferencias. Así, los amigos de tomarse un cencibel o tempranillo -la principal de las uvas tintas manchegas- suelen ser titulados universitarios, están casados, y beben vino con mayor frecuencia que el resto, mientras que los que gustan de la Airén -la uva blanca más característica de la Meseta Sur-, están más satisfechos con su puesto de trabajo y menos interesados en escalar posiciones en su empresa. Es llamativo que más de ocho de cada diez solteros y solteras bebedores de blanco no están buscando pareja.
 
Los bebedores de vino tinto se describen como seguros, relajados, fuertes e inteligentes, mientras que los bebedores de vino blanco escogen términos como prácticos, brillantes, tímidos, callados y reservados. Los amantes del rosado se reconocen fuertes, cálidos y encantadores. Eso sí, éstos visitan más las redes sociales como Facebook donde pueden compartir lo último de su DO de referencia, nada menos que 13 veces frente a 8 de los que prefieren tinto. Los de blanco prefieren ampliamente las amistades cara a cara que las virtuales, y rehuyen más los medios sociales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here