Hoy da comienzo uno de los eventos más importantes de la región. La Feria Nacional del Campo, FERCAM, se celebra del 3 al 7 de julio en el pabellón y en el Recinto Ferial de la localidad manchega de Manzanares, perteneciente a la provincia de Ciudad Real.

Esta feria tiene como objetivo promocionar y disfrutar de los productos típicos y campestres de la Mancha, base de la economía regional. Así pues habrá expositores de empresas de maquinaría agrícola y automoción, agrícolas, ganaderas, agroalimentarias, etc.

Edición tras edición aumenta tanto la participación de las diferentes empresas como el número de visitantes. Ya son casi 60 años los que se llevan celebrando esta feria, que se ha convertido en un cita muy señalada en el calendario manchego.

Este año, la feria contará con un presupuesto de 282.000 euros, lo que supone un incremento en relación con la edición pasada. Se ha completado alrededor del 90% del espacio, es decir, por el momento hay presentes 187 expositores.

Una feria con historia

FERCAM comenzó a celebrarse en 1960. Ese año se llevó a cabo su primera exposición en la que participaron seis pequeñas empresas locales. La feria contó con la exposición de remolques, tractores y la tecnología más avanzada para la época. La primera edición como la Feria Regional del Campo se celebro un año después, en 1961.

Hoy por hoy, FERCAM se ha posicionado como un referente a nivel regional y nacional. Empresas de otras comunidades buscan estar presentes en la feria para promocionar sus productos. Con esfuerzo y dedicación, la feria ha logrado grandes resultados y ha crecido a lo largo del tiempo.

La presencia de los vinos manchegos

Bodegas de la D.O La Mancha estarán presentes en FERCAM, por lo que la feria es una buena oportunidad para conocer los sabores y aromas de esta tierra y los mejores vinos de la región. Algunos de los vinos de bodegas manchegas han sido premiados en el Concurso de vinos que se celebra anualmente desde hace casi 50 años.

FERCAM es una oportunidad para que empresas del sector se expanda. Pero no sólo es una gran ocasión para que las bodegas de la región den a conocer al visitante, también permite al turista aprender más sobre la cultura manchega a través de sus sabores. Obviamente promoviendo el consumo responsable.

FERCAM es sinónimo de cultura

También se podrán catar otros sabores de la tierra: quesos, aceites, embutidos y repostería. La gastronomía puede ser una forma de hacer turismo; FERCAM es cultura incluso desde antes de que el pabellón de Manzanares se llene de expositores. Así, por ejemplo, el cartel de esta edición ha sido diseñado por la artista local, Virginia Caro, y cuenta con un poema de Antonio Machado.

A parte de disfrutar de todo los sabores que La Mancha puede ofrecer, también el visitante puede pasear por las calles de Manzanares y saber algo más de la localidad ciudarrealeña. Museos, iglesias y castillos embellecen Manzanares. ¿Qué mejor que disfrutar de la gastronomía y vinos de nuestra tierra en uno de los pueblos más manchegos de la región?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here