la torrija del sumiller
la torrija del sumiller

El vino en la cocina y con el plato, vino al cuadrado

Pues si algo es placentero en la mesa, son los dulces, y de ellos mi debilidad son las torrijas, mi santa madre tuvo una infancia compleja en un colegio Sevillano de monjas, y lo más agradable de esa época fueron, afirma, los ratos relacionados con la comida, cosa que esas señoras trataban con especial cariño, el que apartaban de otros menestres…

Mi gran amigo Dani Albors creó un libro a partir de recetas de amigos, se llamó +gas (más gas book) y esta fue mi aportación, y mi homenaje a mi mamá junto a el vino de la D.O. La Mancha:

La Torrija del Sumiller

El tema, como suele pasar en las cosas buenas, es sencillo:

Vino joven de la D.O. La Mancha, Miel de la alcarria, peladura de limón y naranja, ramita de canela y a la sartén. Rebanada de pan, si es de cruz de Calatrava mejor, si no, pan de molde sin corteza, la rebanada más gorda posible, empapa el pan y a la nevera, cuando esté fría enharina y a freír!

Y pese a que parezca, valga la redundancia, pan con pan, esto junto a un vino dulce está de muerte, en La Mancha hay algunos jóvenes y tradicionales a partir de Moscatel que están de vicio oiga!

Hace poco un Doctor especializado en aparato digestivo me convenció de las virtudes del vino espumoso al final de la comilona, por sus propiedades, así que un espumoso de calidad a partir de Airén, Macabeo o ambas, será otro buen aliado.

Gastronómicamente vuestro

Salud y ¡mucha Mancha!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here