Natural, respetuoso con el medioambiente, resistente y decorativo, el corcho es uno de los materiales más impresionantes que la madre naturaleza ha tenido a bien ofrecernos. Extraído del alcornoque, el corcho es ligero, elástico e inodoro. No se deforma con facilidad, es un buen aislante térmico y acústico y, además, resiste a los agentes químicos. ¿Se puede pedir más? Pues sí, el corcho presenta una alta impermeabilidad, característica que le convertido en el rey del tapón.

El corcho, gran amigo del vino

Como todo buen invento que se precie, el tapón de corcho debe su origen a una curiosa historia, ya que su invención se atribuye a un monje cuyo nombre recuerdan hoy los más selectos paladares: Dom Pierre Perignon, el inventor del vino de Champaña.

El buen monje se percató de que la conservación de la efervescencia de tan maravillosa bebida no era posible con los tapones de madera o cáñamo impregnado en aceite que hasta la fecha se utilizaban para los vinos no espumosos, así que buscó una solución, y la encontró en el corcho. De este modo, el champán quedó inexorablemente unido a este material flexible, elástico, impermeable y con la adherencia suficiente como para impedir que la presión de las burbujas expulsara el tapón.

Este noble origen hizo que este material y el champán formaran un tándem inseparable, extensible al resto de los vinos. Pero sin duda, y ya desde la antigüedad, son muchos los que ven en el corcho el material del que están hechos sus sueños y sus diseños: recipientes, paredes, suelos, paneles, salvamanteles, palilleros, bolsos, maletines, cinturones y zapatos lo han acogido como parte de su propia esencia.

Corchos

También es arte

Incluso artistas han utilizado el corcho para crear sus obras. Entre ellos destaca Conrad Engelhardt, que aprovecha la belleza de este material. Este artista ha creado impresionantes retratos a partir de corchos de botellas de vino. La reina Isabel II de Inglaterra o Marilyn Monroe son dos de ellos. ¿Qué mejor forma de reciclar el corcho que convirtiéndolo en arte?

Y tampoco es extraño encontrar juguetes, objetos decorativos y muebles hechos a base de este material. Es el caso de la maravillosa colección de vidrio y corcho de Tomas Kral, el Chaise Lounge diseñado por Daniel Michalik (Nueva York) o la silla de corcho granulado Branch.

Pero si de verdad quieren ver las mil y una vidas del corcho, dense una vuelta por la tienda de artesanía online Etsy. Verán de lo que es capaz este fabuloso material.

Patricia Magaña @patiboom

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here