Sushi y mucha Mancha!
Sushi y mucha Mancha!

Es el Sushi plato de moda, va y viene pero siempre se mantiene este plato de procedencia Japonesa que encuentra su lugar en cada época  y siempre viene (observo) junto a momentos dorados de la coctelería.

Cientos de años manteniendo la tradicional receta basada en el arroz  adobado y el alga Nori,  estos pequeños bocados se han asociado siempre equivocadamente con el pescado y marisco crudo, cuando cualquiera que muestre algo de interés y se informe conocerá de las recetas con verduras, huevo, productos a la brasa y cientos de posibilidades que no se suelen nombrar, además de los distintos tipos de Sushi, entre ellas las reconocidas a grosso modo:

Maki (en rollos luego cortados), Temaki (Conos enrollados a mano) y Nigiri (bola de arroz amasado y trozo de pescado o marisco encima)

Y todo esto con sus posibles salsa y adobos, hacen de estos bocaditos una experiencia llena de sabores intensos y muy variados, que un servidor vuestro recomienda acompañar de un buen vino, y si es de la Denominación de Origen La Mancha ¡miel sobre hojuelas!

Ahora que lo habitual es la degustación de variedad de Sushi, a la hora del maridaje hay que buscar un vino que pueda adaptarse a todo, así que el vinagre  de arroz, la salsa de soja, el jenjibre encurtido, hierbas aromáticas, y posibles picantes hacen que la decisión no sea fácil, así que doy varias opciones para diferentes gustos:

A los incondicionales del vino Blanco, creo que un aromático Sauvignon blanc o un maduro Chardonnay fermentado en barrica puede ser la opción, servido entorno a los 6/8º C en copa no muy amplia.

Los amantes del Rosado creo que un Syrah algo goloso puede ser una buena opción servido igual que los blancos recomendados.

Los que disfrutan con burbujas, apuesto que con un espumoso brut con larga crianza sobre sus lías tan cremoso y de aromas complejos será un maridaje estupendo, pero evítese la copa flauta y darle a la copa tipo Chianti.

A los de tinto, tinto ó tinto, sin duda creo que un envejecido en barrica a partir de nuestra compleja Cencibel puede hacer del trago un verdadero placer hedonista.

Todo esto es algo complicado y el gusto es tan subjetivo que sólo existe una fórmula popular que se le pueda aplicar:

K1=K1

o traducido “ca uno es ca uno” y es la única verdad irrevocable al maridaje.

Gastronómicamente vuestro

Salud y ¡mucha Mancha!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here