En las barras de los bares y restaurantes se lleva pedir una ración a cualquiera hora del día- para almorzar, merendar o cenar ligero-, acompañado de un “chateo” de vino.

El consumo de tapas y aperitivos de pequeño tamaño es divertido, social, y si te descuidas puede llegar a ser un poco adictivo. Incita la disfrute ideal de comida y bebida, porque maridas varios platos.

La mayoría de veces optas por consumir vinos por copas en lugar de comprar una botella, opción igual de divertida con la que disfrutar del maridaje. Además, desde el punto de vista culinario nos ayuda a encontrar los sabores más acertados para nuestro paladar.

Maridaje de la ración de boletus

El otro día, yendo de bares, me encontré con esta delicia de ración: láminas de Boletus Edulis a la plancha con piñones y regado con un aceite crudo al perejil, muy rico, y hubo quien con una copa de vino rosado joven de Syrah dijo lo mismo que el de vino blanco Airén joven, y coincidió conmigo que tenía un tinto Reserva de Cabernet Sauvignon, que parecía un maridaje (casi) perfecto. Y es que si es Vino de La Mancha, facilita mucho el acertar de lleno.

Servicio

Sin duda me decanto por el Reserva de Cabernet Sauvignon. Así que, para disfrutar de los toques de madera que hacen de este vino tan especial, debería servirse a una temperatura bastante alta (más que la de los blancos o la de los rosados). Por ello, el vino tenemos que mantenerlo a unos 17ºC.

Por otro lado, también de gran importancia, es la copa. En esta ocasión apostaría por una Borgoña por su amplia boquet. Esa apertura hace que los aromas terciarios lleguen mejor a la nariz, atractivos para el paladar que no duda en saborearlo.

Es importante destacar que en el maridaje no existe una ley escrita, sino que su magia reside en ir probando hasta dar con nuestro maridaje.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here