Atún,avellanas y cebolleta
Atún,avellanas y cebolleta

 

La materia prima tiene múltiples posibilidades, la misma pieza con distinta elaboración destaca por un sabor u otro, luego está la mezcla y el especiado, el arte de todo esto es lo que diferencia al cocinero del cocinilla, en cuanto al vino tres cuartos de lo mismo, de abrir una botella de un vino simplemente porque esté bueno, a descorchar un vino que está bueno y sea un complemento especial al plato, del conocedor al experto, sólo detalles, todo son detalles.

El plato de la foto es una tapa de concurso, Atún marinado y pasado por la parrilla, suma de técnicas que multiplican los sabores de tan noble pescado, acompañado de avellana rota con aceite de oliva, cebolleta asada y crujiente y el toque refrescante de las chirivías. Una obra de arte.

A esta delicia de tantos matices y tan complejos el topicazo de vino blanco se le queda algo corto, si bien es muy posible que esté rico, el que quiera ir más allá, evolucionar y entrar en detalles, comprenderá que un tinto cumple con todas las expectativas del maridaje, en la Denominación de Origen La Mancha hay tanto y tan variado que encontrar un tinto con una acidez fresca y moderada, un cuerpo medio y la frutalidad que pide este plato es tan sencillo como acercarse a las crianzas de Cencibel, con un paso de barrica tan moderado que resalta la fruta y se sazona con toques de la crianza.

En cualquier caso es tan importante el estado anímico, humor, salud, compañía, dónde… que el qué y cómo.

En un lugar de La Mancha

Gastronómicamente vuestro

Salud y ¡buen Vino!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here