Milagros Tolón nos habla de vinos

Entrevista con la alcaldesa de Toledo, en el año de su capitalidad gastronómica

Uno de los programas dedicados a Toledo en Momentos de vinos  visitamos el despacho de la primer edil de Toledo. Milagros Tolón puede sacar un hueco en su apretada agenda en un año, donde la ciudad, en plena ebullición no respira, disfrutando de su año, como capital gastronómica.

“El Corpus es una fiesta de los sentidos”

La primera se vive de manera especial en ciudades como Toledo, cuyo esplendor y atractivo sensorial, magnetiza las miradas del visitante, si cabe, aún más hipnotizado, por el crisol de culturas del casco antiguo; milenario, sobrio y castellano, adusto y severo, elegante y celoso de sus tradiciones. Sobre todo, cuando llegan las fiestas del Corpus Christi. La ciudad imperial atesora encantos que entonces florecen en los rincones escondidos de sus calles, el aroma de jazmín y vergel  de sus patios (de recuerdo oriental y semítico) y la sonrisa medieval de guirnalda en los balcones que lucen majestuosos, y solemnes al paso la Custodia.

Este 2016 se ha saboreado especialmente en Toledo en el año de su capitalidad gastronómica. Las previsiones más optimistas no habían augurado una respuesta tan positiva en el volumen de visitas y ya hay quien apunta a que se ha superado el año del Greco. De momento, Milagros Tolón, Primer Edil toledano, disfruta el momento histórico en una ciudad con historia.

Alcaldesa de Toledo

Toledo es cultura y respira historia por sus costados.

Son tres culturas, la judía, la musulmana y la cristiana. Eso se aprecia también en el arte y basta con caminar por las calles, y en la cocina; es una seña de identidad. Somos una ciudad de convivencia que acoge a miles de visitantes cada año; pero no queremos quedarnos ahí. Queremos que Toledo sea una ciudad histórica pero también de vanguardia.

¿Estamos  ante el momento más dulce de Toledo?

Sí, está siendo un año espectacular; no solo por la capitalidad gastronómica. La ciudad además ahora se engalana para vivir el Corpus lo que la convierte en especial.

Eres toledana y tu trayectoria política y profesional ha estado ligada a esta ciudad. ¿Es un periodo único para la ciudad, verdad?

Sí, de abuelos toledanos y padres muy vinculados también a esta ciudad. Sí, tengo que decir que ser alcaldesa de esta ciudad, patrimonio de la Humanidad, ciudad de la convivencia y las tres culturas, es una etapa muy bonita para mí. Toledo se está renovando y modernizando a marchas forzadas. Está preparada para ser una ciudad referente en el siglo XXI.

Es una ciudad para visitar y ahora también, una ciudad para degustar y saborear

Hemos conseguido ser capital gastronómica, un título único en el mundo. Era un objetivo que teníamos claro. Toledo es un destino preferente a nivel internacional pero queríamos también completar la cultura con esa “pata gastronómica”; tenemos buenos cocineros, tenemos buen sector, tenemos muy buenos productos, y por eso era necesario posicionar a esta ciudad y creo que lo estamos consiguiendo en estos meses que llevamos de 2016.

¿Cómo vive Toledo sus fiestas del Corpus?

De una manera muy intensa, no solo por la fiesta en sí, que es una fiesta de profundo contenido religioso en Toledo; es también una fiesta popular, es la fiesta de la ciudad, la fiesta de los sentidos; es la fiesta del olor, de la luz, del sonido con las campanas, es la esencia de la primavera, donde además los toledanos nos volcamos con nuestra fiesta. Tenemos una programación musical desde los más pequeños a los mayores con conciertos gratuitos, actividades deportivas y esas visitas por los patios, que enseñan ese patrimonio más desconocido por el turista.

¿Qué rincones hay especiales por los que te gusta perderte?

Hay un sinfín  de lugares. El casco histórico de Toledo es el segundo más grande del mundo, después del casco de Roma. La ciudad en sí es muy interesante con diferentes barrios, más modernos y menos modernos. Para mí, una foto impactante de Toledo es desde el valle, con una panorámica, rodeada por el río Tajo. Pero hay zonas para pasear desde los cobertizos hasta la judería.

Por cierto, ¿Qué tal la capitalidad gastronómica?

Pues muy bien. Tenemos datos de volumen de negocio, de ocupación y pernoctación, y teníamos un año referente, como era el año Greco, en el 2014, que fue un antes y un después, no solo por la oferta cultural, sino por el número de personas que vinieron. Tenemos más número de visitantes, más pernoctaciones, y algo tan importante como el volumen de negocio. Por tanto, va como un tiro. Además, tenemos a la ciudad implicada, que era lo que queríamos. Qué los toledanos disfrutaran de la capitalidad con esas degustaciones en San Marcos.

Tradición e historia, son adjetivos que maridan muy bien con el vino

Sí, tenemos en la provincia de Toledo, vinos extraordinarios que se están degustando y que están siendo muy apreciados en las ventas en el exterior. El vino, como el queso, azafrán, el aceite u otros productos agroalimentarios, son de primera en Toledo, y así lo estamos viendo con las degustaciones populares de estos productos, que  están siendo muy exitosas.

Y hablando de vinos, ¿Cuáles son tus `momentos de vinos’?

Pues llegan cuando estoy con amigos; me encanta el vino blanco, además del tinto, pero cuando terminas una jornada y te vas a desconectar con la familia y te tomas un vino. No podría decir ningún momento en sí, pero sí que son muchos, cuando ya estoy relajada.

 

3 Banderas Calidad Diferenciada Alta Calidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *